sábado, 24 de enero de 2015

CUPCAKE DE VAINILLA Y NATA

Este delicioso cupcake de vainilla ,está relleno de trufa y coronado con nata y chocolate de fresa. Aquí lo tenéis.





Las cupcakes ( una variante de las típicas magdalenas pero a lo americano) están formadas por una masa de bizcocho que se hornea en pequeños capacillos forrados con papeles de múltiples colores . Antiguamente se horneaban en tazas, de ahí su nombre tarta- taza, que suelen estar rellenas y decorada su superficie por una crema o frosting. 

Han causado un auténtico furor y están de rabiosa actualidad. La verdad es que en estos pastelillos puedes dejar volar tu imaginación e introducir cualquier ingrediente a la masa, cualquier elemento en la decoración de la cobertura , y cualquier sabor.

Las cupcakes que presentaré en mi blog están un poco adaptadas a mi propia técnica, les he reducido el azúcar, y suelo sustituir la crema de vainilla por la nata, trufa u otras cremas más suaves. 

Pero alguna receta la haré con la crema de mantequilla o buttercream. Las ventajas de la crema de mantequilla es que puede aguantar más tiempo sin estar en la nevera, la nata y la trufa u otras cremas pueden estropearse si no están refrigeradas, sobretodo en verano. Por ello, si los pastelillos los hacemos para trasladar y regalar a algún familiar la crema de mantequilla tiene más posibilidades de no alterarse.


INGREDIENTES

Para la masa

- 3 huevos
- 175 gramos de harina
- 110 gramos de azúcar
- 2 cucharadas de postre de levadura
- 150 mililitros de leche
- dos cucharadas de postre de vainilla
- 40 mililitros de aceite

Para el relleno

- trufa con avellanas 

Para la cobertura o frosting

- 250 mililitros de nata para montar
- 60 gramos de azúcar glass
- corazones de azúcar rosa
- perlas de chocolate de fresa




En el mercado la vainilla se presenta de muchas formas , en azúcar, en líquido, al natural ( vainas de vainilla), etc. Para mi la mejor forma de presentación es la pasta  concentrada  , como la que se ve en la imagen. Da un aroma y sabor espectacular que no se consigue con las otras . 

La que he utilizado es la de la marca Home Chef, que lo podéis encontrar en la Illa en una tienda especializada. De esta misma casa hay concentrados de múltiples frutas, todos muy buenos y naturales.El precio no es barato pero ya sabéis que lo bueno no es caro.




Como instrumentos básicos tengo que enseñaros los famosos capacillos o cápsulas de colores y los moldes múltiples que existen de diferentes medidas.





MODO DE ELABORACIÓN

De la masa .

En realidad la masa de la cupcake es similar a la de una magdalena, pero no se le pone tanta harina, es un poco más fina.Veamos como se debe elaborar, paso a paso.

Primero, separamos las yemas de las claras, como vemos en la imagen.


 Batiremos las claras a punto de nieve y reservaremos.



Sabremos que están montadas a punto de nieve cuando les demos la vuelta y no caiga nada. Como en la foto siguiente.


Veis no cae nada.

A continuación ,montaremos el azúcar y las yemas con una varillas eléctricas o robot de cocina. También se podría batir a mano ...pero es mucho más cansado y lento.



Batiremos hasta que cambien de color , tomando un tono amarillo claro.



Luego, le añadiremos las dos cucharaditas de vainilla y removeremos, a mano, con una cuchara metálica o varillas manuales.



A continuación echaremos el aceite. Que será suave y de oliva. Y removeremos .



Se debe mezclar la harina junto con la levadura previamente tamizadas y echar a la masa y remover con sumo cuidado. Siempre con una cuchara o varillas manuales. 

La masa no la debemos remover con un robot ni con las varillas eléctricas , así evitaremos que las cupcakes queden duras.

Ahora es el momento de tirar la leche. Yo la pongo semidesnatada , pero casi mejor la entera.







Las claras a punto de nieve se introducen en la masa en el último momento, debemos mezclar-las con mucho cuidado , para evitar que pierdan su funcionalidad que no es otra que aportar aire a la masa para obtener un bizcocho o magdalena más esponjoso. El aire , aunque parezca mentira, es uno de los elementos más importantes de cualquier bizcocho para obtener esponjosidad. 

En realidad, la mayoria de recetas de cupcakes no se hacen montando las claras, pero os aseguro que el resultado de la magdalena es excelente, esponjoso y suave. Si hubiéramos hecho todos los pasos removiendo con un robot y sin incorporar las claras tendríamos unas pastelillos más duros.


Ahora las masa la repartiremos en los moldes a los que previamente le hemos colocados capacillos o cápsulas de colores.



Para repartir la masa he utilizado el utensilio para hacer las bolas de helado.



Se debe rellenar las cápsulas en unas dos terceras partes , la diferencia entre una magdalena y una cupcake está en que la primera queda abombada y la segunda plana, por eso no se le pone tanta levadura. El motivo es que la cupcake debe llevar la cobertura o frosting encima y la magdalena no.

De La trufa

En este momento y una vez están colocadas las pequeñas masas en cada una de las capsulas he ido introduciendo con una cuchara pequeña un poquito de la trufa con avellanas. 

Para hacer la trufa seguiremos las instrucciones dadas en la receta de "bombones de chocolate negro relleno de trufa con avellanas". En realidad cuando hice los bombones me sobró un poco de trufa y pensé en ponerla en estas cupcakes.

Si no tenemos la trufa hecha o nos da pereza hacerla podemos colocar un trozo de chocolate negro, por ejemplo. Para evitar que sobresalga  del relleno, con una cuchara pequeña lo iremos introduciendo hasta que se haya sumergido totalmente en la masa.



Las introducimos en el horno unos 20 minutos a 170 grados.


Mas o menos deben quedar así. Una vez horneadas , las sacamos de los moldes.



Así queda la masa horneada.




De la cobertura o frosting.

Para hacer la cobertura de nata necesitamos montarla, lo haremos con unas varillas eléctricas o robot. Iremos montando la nata y poco a poco introduciendo el azúcar glass. 





Para asegurarnos de que la nata al montarla no se corta , sobretodo en los meses de calor, la nata debe estar recién salida de la nevera y el bol donde la montaremos debe estar muy frío.




 Se debe montar hasta que adquiera la nata esta consistencia. Ojo que si nos pasamos en lugar de nata montada obtendremos mantequilla.







Colocaremos la nata en una manga pastelera para proceder a decorar las cupcakes.





La boquilla es de las grandes y en forma de estrella.



Encima de la cupcake dibujaremos un círculo en el sentido de las agujas del reloj , o al revés , como prefieras.

Para rematar la cobertura he colocado corazones de azúcar rosas que venden en cualquier supermercado o tienda especializada y las perlas de chocolate de fresa rosa que he utilizado para la receta de bombones de corazón.




 Por dentro están .......


Se puede apreciar , el bizcocho blanco, la trufa con trozos de avellana, el frosting de nata y chocolate de fresa.


He utilizado cápsulas de color rosa con topos blancos y las he combinado con los corazones de azúcar y el chocolate de color rosa. Para la presentación he colocado un lazo de color rosa en todo el borde de la cupcake. 

Este pastelillo es muy adecuado para una fiesta o cumpleaños infantil. Suele gustar mucho a las niñas pequeñas. 



Buen provecho¡¡¡¡

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar