viernes, 27 de febrero de 2015

BOMBONES BLANCOS RELLENOS DE TRUFA Y PISTACHOS.


Estos bombones de chocolate blanco están rellenos de trufa de chocolate negro y trozos de pistacho. La combinación es explosiva.



INGREDIENTES:

(Para hacer aproximadamente 15 bombones)
  • 250 gramos de chocolate blanco de repostería Nestlé.
Para el relleno: TRUFA o GANACHE.
  • 100 gramos de chocolate negro.
  • 50 mililitros de nata líquida para montar.
  • 50 gramos de pistachos troceados

Nota: De esta imagen sólo he utilizado el chocolate blanco y la trufa.



MODO DE ELABORACIÓN
No voy a repetir la introducción que ya hice en las entradas de bombones anteriores , como por ejemplo , la de los bombones rellenos de cereza, pero es importante leerla para asegurarnos de que nos salgan bien.

Primero: Fundir el chocolate.
Siguiendo la técnica de las pepitas  fundiremos el chocolate en un cazo al fuego. Pero , OJO, debe ponerse en el fogón más pequeño que tenga la cocina y a fuego mínimo y de vez en cuando retirar el cazo del fuego y remover.

No tenemos que poner todo el chocolate de golpe en el cazo, se debe reservar una parte ( un tercio, aproximadamente) e ir agregando por tandas el resto  y remover. Este proceso hará que se formen los cristales del chocolate dándole esa textura dura , crujiente y brillante.



Una vez tengamos el chocolate perfectamente templado y fundido tenemos que introducirlo en el molde, asegurándonos de que llegue a todos los rincones de los huecos.

Una vez esté todo lleno  debemos golpear el molde firmemente varias veces sobre una superficie para que desaparezcan las posibles burbujas, para ello lo sujetaremos con ambas manos.  Le daremos la vuelta y tiraremos en un recipiente el chocolate sobrante, de forma que una fina capa cubra la superficie de cada hueco. Con una pequeña espátula retiraremos el chocolate sobrante. Pondremos el molde en la nevera unos 20 minutos a esperar que se enfríe.



Segundo. Relleno
Para hacer la trufa seguiremos todos los pasos de la entrada "bombones rellenos de cereza". Por lo tanto , la doy por reproducida.

Sacaremos de la nevera el molde y rellenaremos cada hueco con un poco de trufa y con pistacho.


Lo pondremos en la nevera unos 8 minutos y luego lo sacaremos.

Tercero. Sellado del bombón.
Volveremos a fundir o templar más chocolate para realizar la base del bombón. Sacaremos el molde de la nevera y procederemos a rellenar los huecos con chocolate . Con una espátula retiraremos la parte sobrante para evitar la formación de rebabas en la base del bombón. Lo pondremos 20 minutos más en la nevera y luego los desmoldaremos. 


Vuelvo a repetir lo importante que es un buen molde, que sea flexible , ya que nos facilitara la operación. Los rígidos o las cubiteras no dan los mismos resultados si no eres profesional. Actualmente existen moldes de todos los colores, formas y medidas, especiales para bombones , siendo su precio , entre 6 o 7 €.
Así es como ha quedado. Por fuera.....



Y....por dentro....

Estaban buenísimos, os lo puedo asegurar.


Buen provecho!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar