sábado, 14 de febrero de 2015

CALÇOTS CON SALSA ROMESCO

La "calçotada" es una comida popular y tradicional catalana que tiene su origen a finales del siglo XIX en la población de Valls, Tarragona, aunque se extiende su popularidad a toda Cataluña a mediados del siglo XX. 

Los calçots son una cebolletas tiernas que se cuecen en fuego de leña y se acompañan de una salsa. Os presento una forma diferente de preparar el calçot, rebozados y fritos, ideal para comerse en casa y evitar mancharte con las cenizas.



INGREDIENTES

(Para cuatro personas)

- Unos 25 o 30 calçots.

- Para la salsa romesco

2 ñoras 
- 1 cabeza de ajos
- 4 tomates maduros
- 50 gramos de almendras tostadas
- 50 gramos de avellanas tostadas
- 150 mililitros de aceite de oliva virgen
- sal





Los calçots son los de Valls , dicen que el clima y la tierra de la zona le dan un sabor mejor.






MODO DE ELABORACIÓN



Primero. Pondremos en remojo las ñoras para que se vayan reblandeciendo . Lo ideal es ponerlas toda una noche en remojo. Pero si no nos hemos acordado de hacerlo, ponerlas en agua caliente y renovarla cada vez que se enfríe. 



Segundo. Pondremos a escalivar los tomates y la cabeza de ajo. 

Lavaremos los tomates, les haremos una cruz para luego poderlos pelar mejor y los pondremos en el horno unos 30 minutos, cuando veamos que ya están hechos los reservaremos.



Tercero. Haremos los calçots.

Mientras se reblandece la ñora y se escalivan los tomates iremos limpiando y preparando los calçots.

Es importante cortar la parte verde del calçot y la cabeza, también se le debe quitar dos o tres capas a la cebolla.


Perfecto , ya los tenemos limpios y preparados para rebozar.


Los pasamos por harina , sacudimos la que sobre.


Luego los pasamos por huevo batido.


Los freímos en abundante aceite de oliva, por tandas de cuatro o cinco.


Hasta que estén doraditos. Podéis pensar que quedarán duros, pero no es así, salen igual de tiernos. Pero ojo, debemos asegurarnos de eliminar las capas de cebolla que sobran.



Los dejamos en papel de cocina para absorver bien el aceite que sobra. Los reservamos.




También se pueden hacer los calçots al horno , una vez limpios y preparados en lugar de rebozarlos los ponemos en una fuente al horno.

Quinto.  Preparamos la salsa.

-Cuando la ñora esté totalmente hidratada , ayudándonos de una cuchara o cuchillo rascaremos su carne y dejaremos la piel. Reservamos.

-Dejamos que se enfríen los tomates , los pelamos , quitamos el mayor número de pepitas . La carne la ponemos en un bol junto con la carne de la ñora.

-Pelamos dos ajos de la cabeza y lo añadimos. Si os gusta más fuerte podéis poner toda la cabeza, pero ese día prohibido salir a la calle.

- En un mortero ponemos las almendras y avellanas peladas y las picamos.


-Luego colocamos todos los ingredientes en un bol ( carne de ñora, carne de los tomates, carne de los ajos, almendras y avellanas picadas) y ayudándonos de un robot ( minipimer) lo vamos triturando al tiempo que vamos añadiendo el aceite poco a poco. Echamos sal al gusto. La consistencia de la salsa ha de ser bastante espesa , no clara. 

Por último , montaremos el plato, colocando los calçots y la salsa. El calçot rebozado es más pesado y tiene más consistencia que los hechos a la brasa , por eso se suelen comer menos cantidad. En este caso os recomiendo unos cinco o seis por persona.

La salsa hecha en casa es muchísimo mejor que la preparada , tu escoges la calidad de todos los productos y eso no tiene precio. Además , es fácil de hacer.







Si te sobra , la podemos utilizar para hacer una ensalada de bacalao ahumado muy sencilla.

Ponemos encima de una lechuga variada tipo mezclum  unos trocitos de bacalao ahumado ( que venden en cualquier supermercado) , cortamos un tomate de la variedad "raf" y esparcimos la salsa romesco.  Queda muy buena, os lo aseguro.Yo lo hice con la salsa que me sobro.





Buen provecho.!!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar