viernes, 24 de abril de 2015

CONEJO CON CHOCOLATE

El conejo es un producto que se consume mucho en España, guisado, frito, con arroz, etc. En esta ocasión lo he cocinado añadiéndole al sofrito chocolate negro, el resultado ha sido espectacular.




INGREDIENTES

(Para cuatro personas)

  • 1 conejo cortado en trozos
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 manzana
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 copita de coñac
  • 1 cucharada de harina
  • sal y pimienta negra recién molida.



PARA LA PICADA

  • avellanas (20 gramos)
  • piñones (20 gramos)
  • 50 gramos de chocolate negro



MODO DE ELABORACIÓN

Primero. Si el conejo no nos lo han preparado en la carnicería a trozos, debemos proceder a cortarlo. En una cazuela ( yo utilizo las de aluminio forjado )pondremos unas cucharadas de aceite de oliva y freiremos los trozos de conejo hasta que estén bien dorados. Cuando ya estén colocamos los trozos en un plato o bandeja y reservamos.




Segundo. Picamos los ajos y la cebolla y los freímos a fuego moderado en el aceite donde hemos frito el conejo. 



Cuando la cebolla esté pochada ( unos 7 minutos mas o menos) le añadiremos la cucharada de harina y removeremos. ( la echamos para espesar la salsa). Después de unos minutos removiendo añadimos el vaso de vino blanco y seguimos removiendo.



Tercero. Haremos la picada con los piñones, avellanas, chocolate  y la añadiremos. Dejaremos que se haga todo unos 5 minutos más.




Cuarto. Pelaremos y cortaremos en trozos la manzana, la añadiremos al guiso.


Luego lo colocaremos en un bol y lo trituraremos con un robot u otro aparato. 




Quinto. Introduciremos el conejo en la paella y le agregaremos un vaso de agua caliente y dejaremos que haga chup-chup unos 10 minutos. Añadiremos la sal y la pimienta recién molida y un poco de perejil picado.



Echaremos la copita de coñac y dejaremos reducir . Pasados unos 5 minutos ya estará.





El color, aroma y sabor del conejo que le da el chocolate negro es exquisito, solo os diré que lo acompañe con un buen vino tinto y todavía me están haciendo la ola mi familia.

Como la ocasión lo requería el plato donde he colocado este guiso es del siglo XVIII comprado en la tienda "Déjâ vu" de la calle Calabria nº 126 de Barcelona.

Buen provecho!!!


2 comentarios:

  1. Muy bueno con el toque de chocolate, te ha quedado genial, besos

    ResponderEliminar
  2. Si es que tengo que animarme, eso de utilizar el chocolate en preparaciones de carne saladas me crea una curiosidad que voy a tener que matarla de una vez por todos. De lo que no cabe duda es que el plato te ha quedado con un aspecto super apetecible. Presentado en ese plato tan bonito del siglo XVIII, mayor es el placer de sentarse a la mesa y disfrutarlo.

    Besines guapa y feliz sábado

    ResponderEliminar

Gracias por participar