miércoles, 30 de diciembre de 2015

TURRÓN DE TRUFA Y NUECES.

Este turrón de chocolate relleno de trufa y nueces , con crema de naranja y coñac es como un bombón gigante. Su sabor es extraordinario y está buenísimo. Os lo recomiendo para estas Fiestas navideñas.


INGREDIENTES
  • 250 + 100 gramos de chocolate negro Fondant Nestlé
  • 200 gramos de nueces peladas
  • dos cucharadas de postre de pasta de naranja concentrada de la casa "Chef home" (opcional)
  • dos cucharadas soperas de coñac (opcional)
  • polvo dorado para decorar (opcional)





Para la TRUFA:
  • 150 gramos de chocolate negro fondant de Nestlé
  • 200 mililitros de nata líquida para montar

MODO DE ELABORACIÓN
Primero. Fundir el chocolate.
Es muy importante cómo fundimos el chocolate, si cometéis algún error os quedará sin brillo y muy feo. Se necesita estropear unos cuantos chocolates , y al final lo conseguiréis. Existen varias técnicas para fundir el chocolate , a veces utilizo una , otras veces otra. En este caso he seguido la técnica de las pepitas, que es un método rápido y fácil.


De la cantidad de chocolate que quieras fundir (250) ( debes poner las 2/3 partes en un cazo, si es posible ,cortadito en pequeñas porciones (pepitas).

Ponemos el cazo al baño maría , pero debemos controlar que la temperatura sea la correcta , no penséis que por que lo hacemos al baño maría debemos estar relajados, siempre debemos controlar que no se superen los 50 grados en el chocolate negro y los 45 en el chocolate blanco o con leche.


Segundo. Templar el chocolate.
Cuando esté deshecho el chocolate , retiramos el cazo y añadimos la tercera parte restante ( cortada en pequeñas pepitas), removemos. No volvemos a poner el cazo en el fuego. Con esta acción provocamos que el chocolate baje de temperatura, es decir, se atempere. Debe bajar a unos 30 grados centígrados. Este proceso hará que se formen los cristales del chocolate obteniendo una textura dura , crujiente y brillante.
Se debe templar bien el chocolate, es decir, reducir la temperatura (una vez fundido) a los grados adecuados, 30 o 31 para el chocolate negro y 28 o 29 para el chocolate blanco y con leche. ¿Por qué? Porque el chocolate para que quede duro, brillante y crujiente debe estar bien templado. Y para crear los cristales necesarios para que el chocolate adquiera la consistencia deseada.


Colocamos en moldes.
En el mercado existen un sinfín de moldes, de todo tipo, tamaño y formas. En este caso he utilizado un molde para hacer tabletas de chocolate rectangulares. Una vez tengamos el chocolate perfectamente templado y fundido tenemos que introducirlo en el molde, asegurándonos de que llegue a todos los rincones de los huecos.




Una vez esté todo lleno  debemos golpear el molde firmemente varias veces sobre una superficie para que desaparezcan las posibles burbujas, para ello lo sujetaremos con ambas manos. Daremos la vuelta al molde y dejaremos que caiga el chocolate sobrante, solo debe quedar una capa de chocolate.
Con una pequeña espátula retiraremos el chocolate sobrante. Pondremos el molde en la nevera unos 20 minutos a esperar que se enfríe.

Tercero. Hacer la trufa.
Vamos a hacer el relleno del bombón, en este caso será de trufa o ganache y con trozos de nueces. la ganache es una emulsión de chocolate que se puede hacer con nata, agua o mantequilla. En este caso la haremos con nata.

Para ello debemos colocar la nata en un cazo y llevar a ebullición, retirar del fuego y agregar las pepitas o los trozos de chocolate negro ( 150 gramos). Remover hasta que quede todo amalgamado. 

En las siguientes imágenes veremos los diferentes pasos.




En este punto le añadiremos dos cucharadas de crema de naranja de la casa Chef Home y las dos cucharadas de coñac. Removeremos bien.




Cuarto. Rellenar con trufa.Sacaremos el molde de la nevera y lo rellenaremos con la trufa que previamente hemos dejado enfriar en la nevera , al menos 15 o 20 minutos. Le añadiremos trozos de nueces. Volveremos a introducir el preparado en la nevera 30 minutos más.



Quinto. Sellado del turrón. Volveremos a deshacer 100 gramos de chocolate negro siguiendo los mismos pasos que se ha explicado en los apartados anteriores. Sacaremos de la nevera el turrón y esparciremos el chocolate por toda la superficie. Eliminaremos con un cuchillo el chocolate sobrante. Volveremos a introducir en la nevera otros 15 minutos para que se solidifique.




Sexto. Decoración. 

Sacaremos el turrón de la nevera y del molde con sumo cuidado. Si queremos podemos pintarlo con polvos dorados. Estos polvos los venden en tiendas especializadas de repostería .





Buen provecho!!!

domingo, 27 de diciembre de 2015

TURRON DE CHOCOLATE Y FRUTOS SECOS

Siempre apetece un buen chocolate mezclado con frutos secos, en esta ocasión y como estamos en Fiestas Navideñas, he preparado tres combinaciones diferentes, tres chocolates: negro, blanco y con leche, tres frutos secos: avellanas, conguitos y nueces de macadamia. Como los tres Reyes Magos de Oriente!!!





INGREDIENTES

  • 250 gramos de chocolate negro, tipo Nestlé Fondant.
  • 250 gramos de chocolate blanco, Nestlé.
  • 250 gramos de chocolate con leche .
  • 200 gramos de nueces de macadamia (saladas o dulces)
  • 200 gramos de conguitos
  • 200 gramos de avellanas
  • polvo dorado (para decorar, opcional)







MODO DE ELABORACIÓN
Fundir el chocolate.
Es muy importante cómo fundimos el chocolate, si cometéis algún error os quedará sin brillo y muy feo. Se necesita estropear unos cuantos chocolates , y al final, lo conseguiréis. Existen varias técnicas para fundir el chocolate , a veces utilizo una , otras veces, otra. En este caso he seguido la técnica de las pepitas, que es un método rápido y fácil.

De la cantidad de chocolate que quieras fundir debes poner las 2/3 partes en un cazo, si es posible ,cortadito en pequeñas porciones (pepitas).



Ponemos el cazo al baño maría , pero debemos controlar que la temperatura sea la correcta , siempre debemos controlar que no se superen los 50 grados en el chocolate negro y los 45 en el chocolate blanco o con leche.





Templar el chocolate.
Cuando esté deshecho el chocolate , retiramos el cazo y añadimos la tercera parte restante ( cortada en pequeñas pepitas), removemos. No volvemos a poner el cazo en el fuego. Con esta acción provocamos que el chocolate baje de temperatura, es decir, se atempere. Debe bajar a unos 30 grados centígrados.  Para ello os aconsejo que con una cuchara metálica vayáis removiendo y tirando el chocolate desde una altura de unos 25 centímetros al cazo otra vez. Debéis repetir esta operación hasta que alcance la temperatura deseada.


Se debe templar bien el chocolate, es decir, reducir la temperatura (una vez fundido) a los grados adecuados, 30 o 31 para el chocolate negro y 28 o 29 para el chocolate blanco y con leche. Es importante utilizar un termómetro para medir bien la temperatura.
¿Por qué ? Porque el chocolate para que quede duro, crujiente y brillante debe estar bien TEMPLADO.
Para qué ? para crear los cristales necesarios para que el chocolate adquiera la consistencia deseada.


Colocamos en moldes
En el mercado existen un sinfín de moldes, de todo tipo, tamaño y formas. En este caso he utilizado un molde para hacer tabletas de chocolate rectangulares. Lo he comprado en una tienda de la "illa Diagonal" de Barcelona. Una vez tengamos el chocolate perfectamente templado y fundido tenemos que introducirlo en el molde, asegurándonos de que llegue a todos los rincones de los huecos. Con las dos manos cogeremos el molde y daremos varios golpes encima de la mesa. Así, evitamos que se formen pequeños agujeros en el chocolate que son muy anti -estéticos provocados por las burbujas de aire que se quedan atrapadas en el chocolate.



Introduciremos los frutos secos , de forma aleatoria. En este caso, en el chocolate blanco he puesto conguitos, en el negro, nueces de macadamia , y en el con leche, avellanas. Las nueces de macadamia reducen el colesterol, contienen ácidos grasos monoinsaturados al igual que las avellanas, son muy beneficiosos para el organismo. Pero podríamos haber cambiado el orden o haber introducido nuevos frutos secos u otros ingredientes, como " lacasitos", fruta escarchada, o deshidratada, etc. Ya sabéis , imaginación al poder.!!



Una vez esté todo lleno  debemos golpear el molde firmemente varias veces sobre una superficie para que desaparezcan las posibles burbujas, para ello lo sujetaremos con ambas manos.Con una pequeña espátula retiraremos el chocolate sobrante. Pondremos el molde en la nevera unos 20 minutos a esperar que se enfríe.
Los desmoldamos y con un pincel fino ( yo utilizo los de maquillarte los ojos) pintamos la superficie del turrón, le da un toque navideño precioso.
Nota: es importante utilizar un buen chocolate. En el caso del chocolate con leche he utilizado uno que venden en la "Illa Diagonal " de Barcelona, en una casa especializada en chocolates.






Buen provecho!!!




jueves, 17 de diciembre de 2015

LENGUADO CON GAMBAS


El lenguado con gamba roja es todo un clásico, la combinación es exquisita , y si le añadimos una salsa elaborada con la cabeza de la gamba todavía está mejor.



INGREDIENTES
(Para 4 personas)

  • 4 lenguados
  • 12 o 14 gambas rojas frescas
  • 20 mililitros de nata líquida
  • 2 cebollas de figueras
  • 15 mililitros de coñac
  • perejil para decorar
  • aceite de oliva





MODO DE ELABORACIÓN

Primero. Pelamos y picamos la cebolla. En una sartén ponemos un poco de aceite de oliva y la vamos pochando , más o menos unos 15 o 20 minutos. Mejor hacer la cebolla a fuego medio-bajo y poco a poco.




Segundo. En una sarten añadimos un poco de aceite de oliva y freímos las cabezas de las gambas. Le añadimos un poco de sal y pimienta negra recién molida. Echamos un poco de coñac y seguimos cociendo hasta que se evapore. 






Chafaremos bien las cabezas de las gambas. Pondremos todo en un chino o colador y con un mazo o cuchara presionaremos para extraer todo el jugo de las cabezas. 





A este jugo le añadiremos la nata líquida y dejaremos que se cueza unos 4 o 5 minutos. Rectificaremos de sal y pimienta si fuere necesario. Reservaremos la salsa.



Tercero. Freiremos en una sartén las gambas y luego las pelaremos. Reservaremos.





Cuarto. Los lenguados deben estar bien limpios, normalmente en la pescaderia les quitan las dos pieles ( que es muy laborioso de hacer si no se tiene practica).Les pondremos sal y pimienta negra recién molida. En una sartén con poco aceite marcaremos los lenguados. Los reservaremos.






Quinto. En una bandeja de horno colocaremos los lenguados previamente marcados en la sartén y le añadiremos la salsa que hemos hecho con las cabezas de las gambas y la cebolla pochada por encima. En el horno previamente calentado a 180 grados centígrados hornearemos los lenguados unos 5 o 6 minutos , aproximadamente. Un minuto antes pondremos las gambas peladas. 

Nota: Todo el jugo o aceite que quede en las sartenes se debe aprovechar, lo pondremos en la bandeja de horno. 





En el horno previamente calentado a 180 grados centígrados hornearemos los lenguados unos 5 o 6 minutos , aproximadamente. Un minuto antes pondremos las gambas peladas. 



Luego emplatamos y servimos inmediatamente.








Buen provecho!!!