viernes, 29 de abril de 2016

PASTEL DE AVELLANAS Y FRAMBUESAS.

Este bizcocho lleva avellana molida , crema agria y frambuesas. Está recubierto de crema de Mascarpone que combina perfectamente con los otros ingredientes. 





INGREDIENTES

Para el bizcocho

(Para un molde de 18 cm de diámetro.)

  • 4 huevos grandes
  • 75 gramos de mantequilla
  • 125 gramos de harina con levadura
  • 125 gramos de azúcar glas
  • 100 gramos de avellanas molidas
  • 4 cucharadas soperas colmadas de crema agria
  • 100 gramos de frambuesas

Para la crema agria

  • 50 mililitros de leche
  • 100 mililitros de nata
  • 2 cucharadas de zumo de limón

Para la crema

  • 250 gramos de queso mascarpone
  • 50 gramos de mantequilla
  • 2 cucharadas soperas de azúcar glas
  • 4 cucharadas colmadas de crema agria
  • 50 gramos de avellanas tostadas troceadas
  • 10 frambuesas para decorar



MODO DE ELABORACIÓN

Primero. Del bizcocho. En un bol pondremos la mantequilla ablandada y el azúcar glas ( en polvo). Ayudándonos con un robot o varillas eléctricas lo batiremos hasta que la mezcla quede ligera y esponjosa. Añadiremos los huevos , uno a uno. Primero, un huevo , batiremos ligeramente, luego el otro y así hasta los cuatro.






La masa puede que se os corte , pero no pasa nada, más adelante se arreglará.

Pondremos la crema agria , removeremos. Ayudándonos de un colador que nos servirá para tamizar la harina, la pondremos en el bol, luego la harina de avellana y removeremos. ( Para hacer la harina de avellana debes triturarla con un robot o un molinillo de café.) 

Al final introduciremos las frambuesas partidas por la mitad. Intentando que queden repartidas por todo el bizcocho. Ponemos la masa en un molde, previamente untado con mantequilla y espolvoreado con harina,al horno a unos 180 grados centígrados durante unos 30 minutos, aproximadamente.









Como siempre, no se debe abrir el horno para ver si sube o no; sabremos si está bien horneada si pinchamos con un palillo y nos sale limpio. Por último, el horno debe estar caliente, a  unos 180 grados.

Cuando esté hecho, dejamos enfriar, desmoldamos ayudándonos de un cuchillo bien afilado que pasaremos por todo el contorno del pastel. Con un golpe fuerte lo desmoldamos. Reservamos el bizcocho.

Segundo. De la crema agria. En las tiendas españolas es difícil encontrar este ingrediente, pero en cambio es fácil hacerlo. Pondremos en un bol la leche y la nata líquida, le añadiremos las cucharadas de zumo de limón y dejaremos que se corte durante una media hora , más o menos. Y ya la tendremos lista para utilizar.




Nota: si os sobra un poco, la podáis condimentar con un poco de sal y cebollino picado , y luego utilizar para untar tostaditas de pan y colocar sucedáneo de caviar, salmón ahumado, anchovas , etc..

Tercero. De la crema de mascarpone. En un bol pondremos la mantequilla ablandada y el azúcar glas, batiremos hasta que quede cremosa, luego añadiremos la crema agria y el queso mascarpone, seguiremos batiendo con las varillas eléctricas dos minutos. Reservaremos.






Cuarto. Montaje del pastel. Cortaremos en dos discos el pastel, rellenaremos con una capa de crema mascarpone. Cubriremos con el disco superior. Ayudándonos de una espátula pastelera cubriremos la superficie del pastel y el contorno. Con una manga pastelera y una boquilla dibujaremos unos bordes por el pastel. Esparciremos avellanas tostada y adornaremos con algunas frambuesas.




Por último, colocamos en un plato bonito y ya la podemos saborear. La acidez de la frambuesa y la crema agria con el sabor dulce del mascarpone y el azúcar glas es extraordinario.







Buen provecho!!


lunes, 25 de abril de 2016

COCAS DE SOFRITO DULCE CON GAMBAS Y SEPIA.

Una lámina de hojaldre, un sofrito hecho con paciencia y azúcar moreno,  una sepia y gamba fresca   es todo lo que necesitas para hacer este estupendo plato. Me he inspirado en la receta del cocinero Ramón Casabayó de la revista "Descobrir Cuina" de hace algunos años .





INGREDIENTES
Para 6 pizzas pequeñas.


  • 1 lámina de pasta de hojaldre
  • 1 sepia grande
  • 12 gambas rojas medianas o pequeñas
  • 3 cebollas pequeñas de Figueras
  • 20 gramos de azúcar moreno
  • aceite de oliva virgen
  • cebollino picado o perejil picado




MODO DE ELABORACIÓN

Primero. Pelamos, lavamos y picamos finamente las cebollas. En una sartén ponemos aceite de oliva ( dos o tres cucharadas) y pochamos la cebolla con el azúcar. Dejamos que se haga a fuego bajo , aproximadamente unos 10 minutos. Debemos remover y evitar que se nos queme. Reservaremos.





Segundo. Separaremos las cabezas de las gambas. En una sartén pondremos 10 cucharadas de aceite y freiremos las cabezas . Luego las chafaremos con un tenedor para que se extraiga todo su jugo. Mezclaremos, dejaremos que reposen unos 15 minutos. Colaremos el aceite y reservaremos.



Tercero, Cortaremos en rectángulos la lámina de hojaldre fresca, aproximadamente, 10 cm x 12 cm . Los pincharemos con un tenedor y pintaremos con el aceite de las gambas. Las pondremos en el horno unos 15 minutos , más o menos.




Cuarto. Limpiaremos, y separaremos las patas de la sepia . Cortaremos el cuerpo en juliana , en pequeñas tiras. Freiremos en aceite de oliva.  Dejaremos enfriar y pelaremos las gambas.





Quinto. Montaje de las cocas. Cubriremos las láminas de hojaldre con la cebolla confitada . Encima pondremos algunas tiritas de sepia y varias gambas. Esparciremos cebollino picado o perejil , y por último, rociaremos con el aceite de gamba.


Fáciles y muy apropiadas para una cena con amigos .



Buen provecho!!!

sábado, 23 de abril de 2016

BOGAVANTE ACOMPAÑADO DE TERRINA DE PATATA Y SALSA DE CAVIAR.


Hoy es un día especial en Barcelona, todo el mundo va y viene con una rosa y un libro en la mano. Celebramos la festividad de Sant Jordi, y por ello como es un día especial os traigo una entrada digna de este día. Se trata de un plato de bogavante con patatas hechas al horno con cebolla pochada y regada con una salsa elaborada con chalota,vino Riesling,crema de leche, cebollino picado y  sucedáneo de caviar. Todo un lujo para nuestros paladares.




INGREDIENTES
(Para 4 personas)

  • 4 bogavantes pequeños o 2 grandes
  • 3 o 4 patatas grandes iguales
  • 4 o 5 cebollas pequeñas de Figueras
  • sal y pimienta blanca


Para la salsa

  • 60 gramos de mantequilla
  • 1 chalota
  • 30 mililitros de vino "Riesling"
  • 30 mililitros de crema de leche o nata líquida para cocinar + 30 mililitros más
  • cebollino (unas hojas)
  • un poco de zumo de limón
  • sucedáneo de caviar
  • sal

MODO DE ELABORACIÓN

Primero. Pelamos, lavamos y cortamos las patatas en rodajas de 1/2 centímetro, aproximadamente. Las puntas de las patatas no las vamos a utilizar, ya que necesitaremos que sean lo más iguales posibles los trozos . Con un cuchillo les daremos forma cuadrada. Les pondremos sal y un poco de pimienta y las bañaremos con los 30 mililitros de crema de leche. Pondremos al horno previamente calentado a 200 grados centígrados unos 20 o 25 minutos.




Segundo. Mientras tanto pelamos , lavamos y cortamos finamente en juliana las cebollas.Si son de Figueras, mejor, ya que son más dulces. En una sartén ponemos un poco de mantequilla y pochamos la cebolla a fuego bajo , unos 7 minutos. Cuando ya estén con una cuchara vamos colocando la cebolla encima de cada trozo de patata y dejamos que estén en el horno unos 5 minutos más, hasta que las patatas estén hechas. Las sacamos del horno y reservamos.




Tercero. Hacemos la salsa. Pelamos y picamos finamente la chalota. Es un tipo de cebolla más suave y pequeña que las otras, es muy apreciada en la cocina francesa. Si no encontráis este tipo de cebolla utilizar una de Figueras pequeña. En una sartén ponemos a rehogar la chalota con un poco de mantequilla, dejamos que se haga a fuego bajo y poco a poco durante unos 7 minutos aproximadamente, siempre removiendo para que no se nos queme. A continuación , añadimos el vino Riesling y dejamos que se evapore. Continuaremos removiendo.





Nota: El vino "Riesling" es un vino blanco alemán, es fácil encontrarlo en los supermercados LIDL.


Luego le incorporamos la crema de leche y seguimos removiendo unos dos minutos, aproxm. Sacamos la salsa y la pasamos a un bol, pondremos la mantequilla y un chorrito de limón y con una varillas metálicas batiremos la salsa unos dos minutos. Colaremos la salsa o la pasaremos por un chino. Por último le incorporaremos cebollino picado finamente y dos o tres cucharadas de caviar ( sucedáneo).








Nota: Yo he utilizado sucedáneo de caviar, aunque la receta ponía caviar.

Cuarto. Preparación de los bogavantes. En esta receta sólo utilizaremos la parte de la cola y las pinzas. La cabeza la podemos congelar para hacer un buen arroz. Lavaremos y separaremos las cabezas de las colas. Con unas tijeras partiremos el caparazón . En una sartén con un poco de mantequilla y cebollino cortados saltearemos las colas del bogavante. Dejaremos enfriar un poco y le quitaremos la cascara. Ojo, la carne no debe quedar muy hecha. Reservamos.




Nota: Los bogavantes siempre es mejor comprarlos vivos, la carne está más tersa y fresca. Si los introduces unos 10 minutos en el congelador se quedan adormilados y ya los puedes manipular. El tipo de bogavante que he utilizado es el canadiense, es más económico que el de las costa mediterránea. Suele estar entre 12 o 17 € el kilo , en cambio el otro puede estar a 45 o 50 € el kilo.

Quinto. Montaje del plato. Pondremos el bogavante cortado en trozos de tres o cuatro centímetros en el plato. Para formar las terrinas de patatas haremos lo siguiente: tal como se aprecia en la imagen, pondremos una lámina de patata, encima cebolla pochada y taparemos con otra lámina de patatas que sean de la misma forma y medida. En medio del bogavante y la patata pondremos la salsa o sabayón de caviar.

Es un plato muy bueno, de calidad y con ingredientes que no utilizamos cada día, por eso es un plato digno de un día de fiesta.



Esta receta la he sacado de la revista "Hola" de Navidad de hace bastantes años.

Buen provecho!!!!!!