CROQUETAS DE POLLO Y JAMÓN

Estas croquetas están hechas con pollo asado al horno, sus jugos, jamón ibérico , un sofrito de cebolla y una bechamel. Las croquetas siempre son un bocado exquisito si utilizamos buenos ingredientes para su relleno. 





                                                

INGREDIENTES 
  • 3 pechugas de pollo rústido o asado al horno ( aproximadamente, 400 gramos)
  • 100 gramos de jamón ibérico
  • 100 gramos de cebolla
  • 2 huevos
  • 200 gramos de pan rallado
  • bechamel
Para la bechamel 
  • 1/2 litro de leche
  • 1 cebolla pequeña
  • 100 gramos de harina de trigo
  • media cucharada de café de nuez moscada
  • un pellizco de pimienta blanca
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen
  • sal
                                                

MODO DE ELABORACIÓN. 

Primero. En esta receta utilizaremos los restos del pollo rustido o asado. Normalmente utilizo las pechugas que es la parte que suele sobrar. También incorporo los jugos que se desprenden durante la cocción , cebolla y restos de aceite que se han utilizado en el horneado o rustido, os aseguro que le dará más sabor a la masa de las croquetas.


Troceamos las pechugas y reservamos. 


Nota: Pero si no tenéis sobras y queréis hacer croquetas entonces asad un pollo entero en el horno acompañado de cebollas , un par de tomates y un chorro de aceite de oliva. 

Segundo. Pelamos y picamos la cebolla. En una sartén ponemos dos cucharadas de aceite y sofreímos la cebolla durante unos 15 o 20 minutos a fuego medio. . Luego introduciremos el pollo troceado y mezclaremos bien, dejaremos que se haga todo junto dos minutos más. Reservamos. 






Tercero. Cortamos en pequeños trozos el jamón ibérico y lo dejamos que se sofría unos 2 minutos en una sartén con una cucharada de aceite de oliva. Es mejor utilizar un jamón de calidad y que tenga un poco de grasa para que le de sabor a la masa




Cuarto. Hacemos la bechamel. Ponemos en un cazo con aceite de oliva la cebolla troceada. A fuego medio haremos el sofrito , removiendo continuamente. No interesa que se nos queme la cebolla. Cuando adquiera un color dorado le echaremos la harina. Y removeremos . 



La mantendremos en el fuego unos 4 minutos para que se tueste un poco la harina, removiéndola. Luego le añadiremos la leche y seguiremos removiendo.
Para evitar que se nos formen grumos pasaremos la batidora eléctrica. Seguiremos removiendo, añadiremos la sal, la nuez moscada ( un pellizco), la pimienta blanca y seguiremos removiendo. Así unos 7 minutos , veremos que empieza a espesar . Si vemos que se nos espesa mucho podemos ir echando un poco de leche y remover. 





Nota: La consistencia de la bechamel para las croquetas ha de ser espesa. 


Quinto. En la sarten donde tenemos la masa de las croquetas añadiremos un poco de bechamel, con el brazo del turmix iremos triturando . Iremos añadiendo la bechamel para que se mezcle con la masa. Coceremos todo junto unos 5 minutos más. Siempre removeremos .Corregiremos de sal y pimienta blanca. Añadiremos el jamón con un poco de bechamel , removeremos.





Sexto. Refrigeración de la masa. Pondremos la masa en un bol de cristal o porcelana , taparemos con un plato, dejaremos enfriar y colocaremos en la nevera al menos 2 horas. Es mejor dejarlas de un día para el otro. Así podremos manipular mejor la masa para modelarla.



Séptimo. Moldeado de las croquetas. Ayudándonos con la manos iremos cogiendo porciones de masa y le daremos la forma redonda. ( En este caso he utilizado la medida de una cuchara de postre para la cantidad de masa).  


Pondremos la masa en harina de trigo y le daremos forma de bola. También puedes darle una forma ovalada o cilíndrica.



Pasaremos por huevo batido y luego rebozaremos con pan rallado. 



Una vez llegado a este punto puedes congelarlas en tapers , aguantan dos meses.



Octavo. En una sartén lo suficientemente honda ( mejor una pequeña y freír a tandas) llenaremos con aceite de oliva, cuando alcance la temperatura de 170 grados centigrados freiremos por tandas las croquetas hasta que estén doradas. 



Las sacaremos con una espumadera y las dejaremos sobre papel de cocina absorbente para eliminar el aceite sobrante. 


                                                    

                                                    ¡¡¡Buen provecho!!!

                                                            








Comentarios

  1. Una de las mejores recetas de aprovechamiento, si no la mejor, son las croquetas. Con pollo asado y la suma de jamón, con su correspondiente elaboración, quedan perfectas. En casa son las que más gustan y mira que yo las preparo con todo tipo de ingredientes, pero en cuestión de preferencias se llevan la palma. Igual que habrán sido vitoreadas las tuyas porque menuda pinta riquísima que tienen y no me cabe duda de que lo estaban.
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Cuando me sobra pollo también lo suelo aprovechar en croquetas y son de las que más triunfan en casa , junto con las de queso , así que ya me puedo hacer una idea facilmente, de lo que las has disfrutado porque tienen una pinta estupenda .
    Buen día. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Deliciosas es poco, y más con el pollo asado y todo lo que llevan. Tienen que tener un sabor espectacular. Y yo aquí que se me hace la boca agua... jeje, un beso :)

    ResponderEliminar
  4. Hola MJ!!
    Qué curioso lo de pasar la batidora por la masa. Nunca lo he hecho. Si es que todo se aprende jeje
    Las croquetas son el mejor invento que se ha hecho. ¿A quién no les gusta?
    Las tuyas se ven increíblemente ricas!!

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Que ricas las croquetas caseras Mj, en mi casa no entran las industriales, ayer mismo estuve haciendo de jamon y tambien tengo un resto de pollo para hacer otras hoy o mañana, pero creo te voy a copiar la idea y les voy añadir tambien un poco de jamon,en casa las que mas gustan son las de bacalao pero como hay que aprovechar las sobras se las comen de lo que sea sin rechistar, besos tocaya.

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Oh, Mj, mira que están buenas las croquetas de pollo asado!! Y con jamoncito y esa bechamel casera, ¡para subir al séptimo cielo! El sabor del pollo asado le da un toque buenísimo a las croquetas, nada que ver si se utiliza pollo cocido o a la plancha, mucho más rico así. Yo tengo un pollo en el congelador que tiene que estar más duro que una piedra, me lo regalaron ya limpio y congelado, y cada vez que he hecho uno de estos pollos que me han regalado, están muy duros, así que también he pensado de hacerlo a L´Ast, que me encanta, pero exclusivamente para hacer croquetas. A ver si me quedan igual de ricas que las tuyas. Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Qué bueoas croquetas de pollo Seguro que utilizando pollo asado adquieren mucho más sabor. Deliciosas amiga!!!

    ResponderEliminar
  8. Que croquetas mas ricas , con mucho gusto las probaba ahora besitos

    ResponderEliminar
  9. Hola, MJ:

    Ya estoy aquí después de esta larga temporada de ausencia. La enfermedad de mi padre y su muerte me ha dejado muy tocada, así como otra serie de acontecimientos bien tristes. Poco a poco intento recuperar la normalidad e ir visitando a todas mis queridas amigas y amigos blogueros.

    Estas croquetas de pollo y jamón tienen una pinta espectacular. Además, la masa tiene un aspecto de lo más apetecible. Seguro que estaban deliciosas. Encantada me comía unas cuantas ahora mismo. Bueno, unas cuantas no, media docena para empezar a hablar.

    Besos y feliz fin de semana, guapa.


    ResponderEliminar
  10. Ummm que pinta. Me encantan las croquetas así que no dudaré en probar tu receta.
    Es increíble que de forma te salgan tan perfectas :)

    ResponderEliminar
  11. Como me gustan estas recetas de aprovechamiento! El sabor que le debe dar el pollo asado a estas croquetas debe ser brutal! Buenísimas! Un besote!

    ResponderEliminar
  12. Qué buenas!Y qué bonitas redonditas!besos guapa

    ResponderEliminar
  13. Que buenas!!! Me encantan como te han quedado, nunca he puesto jamón a las de pollo pero seguro que están buenísimas y con mucho más sabor. las voy a probar.
    Besoss

    ResponderEliminar
  14. Tienen que estar de vicio, con los ingredientes que les has puesto, me encantan, besos

    ResponderEliminar
  15. Nunca diré que no a unas buenas croquetas, me encantan y las que has hecho con esos ingredientes son mis preferidas.
    Nunca les he puesto cebolla cuando las hago de jamón y pollo, pero de ahora en adelante, probaré, no dudo de que la cebolla les dará más suavidad, gracias por la idea.
    Cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Me encanta recibir tu comentario. Gracias . Saludos.

Entradas populares