ESPALDA O PALETILLA DE CABRITO AL HORNO

Esta espalda de cabrito está cocinada al horno con alcachofas. Se ha perfumado con vino de Oporto y varias especias.



Te sirvo un plato....




INGREDIENTES

(Para 2 personas)

  • 2 espaldas de cabrito pequeñas

  • 4 alcachofas

  • 4 ajos

  • 2 cebollas

  • 2 zanahorias

  • varios tomatitos cherry

  • Aceite de oliva virgen

  • Sal y pimienta negra recién molida al gusto.

  • un pellizco de orégano molido

  • un pellizco de tomillo seco o fresco

  • un par de ramas de romero fresco

  • una hoja de laurel ( o un pellizco del molido)

  • 50 mililitros de vino de Oporto




MODO DE ELABORACIÓN

Si quieres comer una carne tierna y suave  debes probar el cabrito, en concreto, la espalda o paletilla.  Cocinada al horno está deliciosa. Es una receta facilísima , ideal para aquellos días que estás en casa y no te apetece cocinar. Solo tienes que acordarte de que la tienes en el horno.

Primero.  De las verduras . Pela y corta groseramente en juliana las cebollas , lava los tomates. Pela y parte por la mitad los ajos. Pela y ralla las zanahorias. Pela las alcachofas, corta las puntas y elimina la pelusilla que a veces suelen tener. Ponlas en un bol con agua y limón, de esta forma evitarás que se oxiden. Reserva.




Segundo. PREPARA LA CARNE. Las espaldas o paletillas de cabrito suelen venderlas de forma individual en cualquier carnicería y/o supermercados. No es necesario comprar el cabrito entero.  Te aconsejo pedirlas con antelación a tu carnicero. Su sabor es más suave que   la carne del cordero .Su precio es un poco caro, pero de vez en cuando podemos darnos un capricho. Con este tipo de pieza no es necesario hacerles ningún corte , suelen ser pequeñas y después de cocerse se pueden cortar muy bien. Deberás retirar y eliminar todas aquellas pieles, grasas y demás partes que no deseemos comer. Coloca las piezas en una bandeja para horno y les pones sal y pimienta negra recién molida.




Tercero. HORNEADO. En una bandeja de horno pon las espaldas previamente sazonadas con la sal, pimienta, tomillo, orégano y romero.  Coloca los tomates , el laurel, la cebolla y la zanahoria rallada. Tira un chorro de aceite de oliva. Pon la bandeja en el horno que debe estar ya caliente a una temperatura de 200 grados centígrados y hornea durante 30 minutos, aproximadamente.  .  En el horno pon también  una bandeja en la que habrás puesto dos vasos de agua .  Con el agua conseguirás que en el horno se cree vapor hidratando la pieza a hornear. La bandeja con agua colócala en la parte inferior del horno.

Luego, baja la temperatura a 180 grados, retira la bandeja con agua del horno, añade el Oporto y las alcachofas troceadas en 4 partes. Aderézalas con sal y pimienta negra. Deja que la carne y las alcachofas sigan asándose durante 30 minutos más o hasta que estén tiernas



Durante este tiempo y cada 5 minutos deberás ir rociando la carne con el caldo que habrá en la bandeja.





Cuarto. Finalizada la cocción si ves que no está lo suficiente dorado sube el horno a 220 y hornea durante un par de minutos o más, según veas.


Para servir mejor la carne puedes trocear cada paletilla en dos y acompañar de las alcachofas. 

Si quieres puedes ponerle patatas junto con las alcachofas o sustituyéndolas. 





¡¡¡Buen provecho!!!




Comentarios

  1. Los ingredientes que has utilizado para esta receta son los mismos que los míos cuando pongo un asado parecido, lo que cambia es la elaboración. Utilizar hierbas aromáticas le va muy bien a esta carne, la hace más auténtica. Las alcachofas también las añado, pero con patatas en mayor cantidad, y el vino es blanco o amontillado. El caso es que me hago una idea de lo rico que está tu asado y ganas me dan de prepararlo mañana. Tiene un aspecto divino de la muerte.
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Yo con un plato me conformaré...pero si son dos mejor 😋una pinta estupenda 😉 besinos wapa

    ResponderEliminar
  3. Hola MJ. Antes de irme a dormir, vengo a disfrutar de tu receta. Me gusta el cabrito, pero hace mucho que no lo como. Al horno con todo lo que le has puesto, me apunto ya.
    Besos y feliz Semana Santa.

    ResponderEliminar
  4. Que platazo, el cabrito lo probé cuando fui a Zaragoza, ternasco era, vamos, pero nos encantó a mi marido y a mi , sobre todo a él jajaja, que con tu receta disfrutaría , que pintaza!
    No tengo yo mucha mano para la carne al horno, debe ser porque vivo en un pueblo marinero, tu receta me encanta, el oporto le da ese puntazo, y las hierbas...hummm
    Me la guardo para intentar hacerla, aunque no me quede con esa pintaza
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Si por favor sirveme, que desde aqui lo huelo, buenismo besitos

    ResponderEliminar
  6. Hola Maria José, que ricura de plato, a mi me gusta así al horno acompañado con verduras de temporada, te ha quedado genial. Espero que paséis una buena Semana Santa.
    Besos, cuidaros mucho :)

    ResponderEliminar
  7. Lo cuentas de una forma tan sencilla y se un resultado tan bueno en las fotos que entran ganas de ir corriendo a por una paletilla de cabrito y ponerse a cocinar, porque imagino esta carne tierna y con un sabor único

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  8. Hola Mj!! Ni te imaginas lo que me gustan las alcachofas, le da un sabor riquísimo al plato que acompañen. En esta ocasión creo que la carne es la que le va a aportar un sabor muy rico a las alcachofas, ese jugo que suelta durante la cocción tiene que darle mucha alegría tanto a las alcachofas como a las patatas si se deciden poner también. Un asado riquísimo. Besitos y feliz semana Santa.

    ResponderEliminar
  9. Imaginé el aroma de la pimienta negra y el vino de Oporto que se usa para este plato ... debe estar delicioso.

    Feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  10. Nos dejas un plato riquísimo y aunque todas decis que es un plato sencillo es muy difícil cogerle el punto de horno, he de reconocer que a mi no me sale siempre tan bien como debería, pero bueno seguiré probando, el tuyo tiene pintaza y además acompañado de alcachofas, genial. un beso

    ResponderEliminar
  11. Hola guapísima! Como bien dices es muy cómodo poner comida al horno, te vas y no tienes que estar encima todo el tiempo.Además todo sabe más rico, o será que se coge con ganas, ya que sabe más buena y el horno se enciende menos veces. Me apunto a un trocito, si es que queda, cosa que dudo, a estas alturas, y con lo rico que debió estar desaparecería en un suspiro. Besos.

    ResponderEliminar
  12. Totalmente de acuerdo, pues este palto olerá a perfume de los caros, jjjj. QUé delicia de carne que aunque no es de las que más consumimos en casa, la disfrutamos cuando la tenemos delante. Tu plato es para hacerte la ola y aplaudir. Mil besos!!

    ResponderEliminar
  13. Hola Mj! Qué excelente asado has preparado, mi esposo estaría encantado con este plato, a él le encantan estas carnes, yo no tanto pero también me comería un piquito porque se ve muy rica y más con todos estos vegetales ;)
    Espero que pasaste una buena Semana Santa.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  14. Hola Mª José. Este tipo de carne no suelo utilizarla mucho aunque reconozco que está deliciosa.
    Tal como la has preparado con ese acompañamiento que tanto me gusta, la alcachofa, y con el toque de las hierbas y el oporto no me cabe duda de que tiene que estar espectacular.
    Espero que hayas pasado una buena Semana Santa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Me encanta recibir tu comentario. Gracias . Saludos.

Entradas populares