miércoles, 1 de marzo de 2017

LUBINA DE PLAYA AL HORNO CON VERDURAS.

Cuando vi en la pescadería una lubina de playa recién traída de Vilanova i la Geltrú ( un pueblo de la costa catalana) no pude resistirme , la compré y la hice con verduras y patatas al horno.






INGREDIENTES:

(Para 2 personas)

  • 400 gramos de lubina
  • 200 gramos de patata
  • 1 cebolla o 3 cebollas pequeñas
  • 1 puerro grande o dos pequeños
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1/2 pimiento verde
  • 2 tomates maduros 
  • perejil picado y en rama
  • un pellizco de pimienta blanca
  • 1 diente de ajo
  • aceite de oliva virgen
  • 1 copa de vino blanco ( 125 centilitros)



MODO DE ELABORACIÓN.

Primero. Preparar la lubina. Normalmente, en las pescaderias suelen limpiar el pescado, les sacan las tripas y les quitan las escamas. Por lo tanto, podéis pedir que os preparen el pescado para horno. También lo podemos limpiar y preparar nosotros. Lavar bien la lubina.

Es importante que esté bien fresca. Un truco para ver el nivel de frescor es observar que las agallas estén rojas y la carne tersa. La lubina es un pescado blanco muy sabroso. Las lubinas de playa tienen una calidad y sabor muy superior a las de piscifactoría. Lógicamente ,el precio también es muy superior, pero alguna vez en la vida podemos permitirnos saborear este delicioso pescado.  



Segundo. Pelaremos las patatas. Las cortaremos en finas láminas, y las colocaremos en el fondo de la bandeja del horno. Encima pondremos la lubina. Salpimentaremos las patatas y la lubina y regaremos con un buen chorro de aceite de oliva virgen.




Nota: las patatas que acompañan un pescado deben cortarse en finas rodajas ( más delgadas que para carne), el motivo está en que el pescado siempre tarda menos en hacerse, y por ello, las patatas deben ser más delgadas para que se hagan al mismo tiempo que el pescado. No obstante, si todavía no estuvieran hechas, retiraríamos el pescado y continuaríamos un rato más cociéndolas .

Tercero. Preparación de las verduras. Lavaremos , pelaremos y cortaremos las verduras. El puerro en discos , los pimientos (verde y rojo) y el tomate en pequeños trozos, la cebolla y el ajo picados. Las verduras las pondremos en una sartén con aceite de oliva y las dejaremos pochar durante unos 10 minutos , a fuego medio. Las salpimentaremos.







Cuarto. Horno. Colocaremos las verduras rehogadas encima y alrededor de la lubina y las patatas. El horno debe estar pre-calentado a 180 grados , introduciremos la bandeja y hornearemos unos 15 minutos, aproximadamente. Rociaremos con una copa de vino blanco y de vez en cuando con una cuchara iremos echando caldo de la cocción por encima de la lubina.



Nota: ojo con la cocción del pescado, muy hecho no está bueno.

Quinto. Montaje del plato. Siempre es mejor presentar un plato de pescado , bien limpio de espinas y en filetes. Por ello, os recomiendo servir la lubina de la siguiente manera: Sacamos los filetes intentando que no hayan espinas. Montamos un lecho con las patatas , encima colocamos los filetes de lubina y adornando las verduras que aportan mucho colorido. Si queremos picamos perejil y espolvoreamos por encima.



Buen provecho!!


11 comentarios:

  1. La lubina es uno de mis pescados preferidos, lo consumimos bastante en distintas preparaciones. Cuando lo pongo al horno con patatas o alguna verdura primero las pongo solas en un primer golpe de horno y después añado el pescado para evitar que se haga demasiado. Pero como veo que el tuyo ha quedado perfecto, seguiré tus instrucciones que para eso son claras y precisas. Y dan un resultado estupendo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Exquisita¡¡¡ un plato de rechupete, besos

    ResponderEliminar
  3. Ummm que rico pescado!!! Como me gusta este plato, es una delicia.
    Besoss

    ResponderEliminar
  4. Hiciste muy bien en no dejarla, una lubina es un pescado exquisito y tú lo has preparado estuepndamente, con todo ese sabor a mar que la caracteriza!!un beso

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Vaya, qué casualidad, hoy tengo lubina para comer, ja, ja!! Es una pena que no tenga ni puerros ni pimientos, sino, me ponía hacer tu receta hoy mismo, pues todavía no las he preparado, por lo que tú dices, se hace bastante rápido y haya que hacerlas poco antes de comer, que sino, se queda reseca si se tiene mucho tiempo. Iba a comprar doradas, pero sólo tenían lubinas, unos ejemplares magníficos y los he comprado.
    A mi me encanta el pescado, por mi, comería a diario, pero en fin, mi marido es más carnicero y tenemos que alternar un poco. Tu receta me ha encantado, ¡¡riquísima!! Besitos.

    ResponderEliminar
  6. En casa nos gusta mucho la lubina. Tal como tú la has cocinado me parece una propuesta de lo más deliciosa. Totalmente de acuerdo contigo, hay que tener mucho cuidado con el tiempo de cocción porque si nos pasamos ya no queda rica. ¡Me ha encantado tu receta! Un besazo enorme y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  7. Mj sin duda el pescado de captura libre, está mucho más rico y sabroso que el de piscifactoria, aunque este nos da muchas posibilidades de comer determinadas especies a buen precio. Pero ante uno u otro, siempre me inclino por el pescado salvaje.
    La lubina es ideal para asarla en horno, es como mejor queda, además los lomos salen limpios y sinesoinas con facilidad.
    Tu plato es perfecto.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Que rica y sabrosa sale la lubina al horno!!besos

    ResponderEliminar
  9. Creo que si yo la veo también me la llevo para casa. Qué fresca se ve y que rica te ha quedado viendo su carne tan blanca y jugosa.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Cuando das con ingredientes de tan buena calidad es inevitable llevarlos a casa y hacer un pedazo de receta como esta que con nada tienes un platazo porque la materia prima es excelente

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  11. ¡Pero qué rico! A ver si mañana mismo puedo hacerlo.

    ResponderEliminar

Gracias por participar