COSTILLAS DE CERDO ASADAS EN EL HORNO CON SALSA BARBACOA.


Estas costillas de cerdo están cocinadas en horno a una temperatura baja durante unas dos horas y media. Está untada la pieza del costillar con salsa barbacoa casera. Quedan muy sabrosas y tiernas. 









INGREDIENTES
(Para 4 personas)

  • ·        Un costillar de cerdo de 800 gramos, aproximadamente.
  • ·        400 gramos de salsa barbacoa casera
  • ·        100 gramos de azúcar moreno
  • ·        1 cucharadita de pimentón dulce
  • ·        Un ajo picado
  • ·        Un pellizco de sal
  • ·        Un pellizco de pimienta roja en polvo



Para la SALSA BARBACOA:

  • ·        1 cebolla mediana
  • ·        50 gramos de mantequilla
  • ·        2 cucharadas de aceite de oliva
  • ·        50 mililitros de ron
  • ·        125 gramos de tomate frito
  • ·        40 mililitros de vinagre blanco
  • ·        20 mililitros de vinagre de Módena balsámico
  • ·        40 gramos de azúcar moreno
  • ·        60 mililitros de zumo de naranja y limón
  • ·        50 mililitros de salsa Worcestershire ( Perrins)
  • ·        2 cucharadas soperas de miel oscura
  • ·        Sal y pimienta al gusto
  • ·        1 pimienta de cayena (opcional)







MODO DE ELABORACIÓN.

Esta receta es una de esas que, siendo fácil, requiere de tiempo, la carne debe cocinarse al menos durante dos horas y media en el horno. Esta es la clave de lo tierna que queda. Pensareis que es un rollo cocinar tanto tiempo, pero una vez lo pones en el horno te desentiendes de él y no necesitas vigilarlo.


PARA LA SALSA BARBACOA

Te aconsejo hacer la salsa barbacoa casera, es infinitamente mejor que una industrial, pero si conoces alguna marca de calidad y vas justa de tiempo siempre es otra opción que puedes utilizar.

Primero. Hacemos el sofrito de la salsa. Pelamos y picamos finamente la cebolla. En un cazo añadimos la mantequilla y el aceite, incorporamos la cebolla y dejamos que se haga a fuego medio durante unos 5 minutos, vamos removiendo de vez en cuando. Le ponemos el licor y dejamos que se evapore unos minutos ( 2 o 3).


Segundo. Le añadimos el tomate frito. Puedes comprar un sofrito de calidad ya hecho o hacerlo tú. Esta vez he comprado un tomate ya frito. Pero si quieres hacerlo te recomiendo comprar un tomate triturado bastante concentrado, de esta forma te aseguras de que quede potente. Deberás poner en una sartén dos cucharadas de aceite de oliva, incorporar el tomate triturado (unos 200 gramos, aproximadamente), sal y un poco de pimienta. Dejar cocer a fuego medio durante al menos unos 10 minutos. Deberás remover de vez en cuando y tapar la sartén para evitar que salpique.


Tercero.  Incorporar el resto de los ingredientes. Poner el zumo de limón y naranja, los vinagres, la salsa, la miel y el azúcar moreno.



Nota: si os gusta una salsa un poco picante podéis añadir una o dos pimientas de cayena. En casa no nos gusta demasiado el picante por lo que decidí no poner nada de cayena.

A fuego medio iremos cocinando la salsa, removiendo de vez en cuando durante unos 10 minutos. Mientras, la salsa se reducirá.




Cuarto. Pasados los primeros 10 minutos , si fuera necesario, rectifica de sal o cayena o miel, etc. Continúa cociendo la salsa 10 minutos más, a fuego medio, ves removiendo y hasta que reduzca un poco más. Reserva.




 PARA EL COSTILLAR DE CERDO.

Es imprescindible que compréis un buen costillar. La carne de cerdo no es demasiado cara y siempre se pueden adquirir productos de calidad. Podéis calcular 200 gramos por persona, pero si queréis más no hay problema.

Deberéis coger la pieza entera y pulir de telillas, algunas grasas y demás elementos que no queráis.

En este caso he utilizado unas costillas de cerdo denominado “Duroc” que he adquirido en el pueblo de Tona, en la Plana de Vic, provincia de Barcelona. La carnicería se llama “Bruch” y está ubicada en la Calle Mayor nº 54. La calidad de los productos que venden (cerdo, fuets, longanizas, pollo, ternera, etc.…) es muy buena. Además del gusto en la presentación, la limpieza es otro de sus puntos fuertes. 

Primero. Preparación del condimento. En un bol mezclaremos los 100 gramos de azúcar, la sal, el pimentón, el ajo machacado o muy picadito y la pimienta roja. Luego la añadiremos a la salsa barbacoa que hemos elaborado o comprado. Reservamos. Mientras encendemos el horno a 145 grados centígrados.



Segundo. En una fuente especial para horno pondremos en el fondo papel metalizado, lo suficiente como para envolver el costillar. En la base pintaremos con el condimento que hemos preparado, colocaremos encima el costillar, pincelamos generosamente bien por arriba y por abajo con el condimento.  Taparemos con el papel metalizado y lo apretaremos con las manos. 




Tercero. Horneado. Lo colocamos en el horno a 145 grados durante 2 horas. Luego sube la temperatura a 180 grados y hornea media hora más.


Cuarto. Saca el costillar del horno, corta las costillas, colócalas en una fuente para horno, pincela un poco más con la salsa barbacoa. Enciende el grill y pon 2 minutos por cada lado de las costillas.


En esta última imagen podéis apreciar que hemos pasado las costillas por el grill, están más doradas.



Queda una carne muy sabrosa y tierna. Es una cocción a baja temperatura que requiere de tiempo, pero os aseguro que vale la pena. Os acordareis de ellas.


¡¡Buen provecho¡¡


Comentarios

  1. Merece la pena el tiempo que se emplea en su elaboración, que no es mucho, pues como bien apuntas, casi todo lo hace el horno, pero la carne debe entrar bien preparada, eso sí. Es una delicia comer esas costillas tan tiernas y sabrosas. Nada como la cocina casera, siempre lo digo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Espectacular!!
    La única forma de comer unas costillas tiernas y que la carne se despegue del hueso por si sola es así.
    En el horno durante un tiempo largo. Se me hace la boca agua viendo la foto jeje

    Besos y feliz día de Reyes!!

    ResponderEliminar
  3. Nunca las he hecho a baja temperatura así que las tengo que probar. Que tengas una buena tarde de Reyes!
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Que pintaza , con la salsa casera merece la pena me gusta besitos

    ResponderEliminar
  5. Son recetas que siempre triunfan y con un buen vino se toca el cielo, un beset

    ResponderEliminar
  6. Ummm no la he probado así y es Q siempre Q compro es para barbacoa. Probaremos

    Besos y feliz año
    Www.masqueropa.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. ¡¡Hola Mj!! ¡¡Qué delicia!! Tiernas y ricas, no se le puede pedir más a una receta de costillas, porque es cierto que no siempre quedan tiernas, depende cómo se cocinen, así que yo me apunto a esa cocción lenta para que queden unas costillas así de ricas. Y por supuesto, también me apunto a esa salsa barbacoa casera, nada que ver con la de compra. Besitos.

    ResponderEliminar
  8. Hola! Tiene que tener un sabor aroma espectacular con todo lo que lleva la preparación. Me encantan este tipo de recetas con carnes sabrosas y ricas. La salsa me la llevo, sin duda riquísima. Un beso :)

    ResponderEliminar
  9. No soy un gran amante de la salsa barbacoa, pero estas costillas tienen un aspecto y un color tan tan tan rico (como todo lo que haces) que ten por seguro que me las comería y rebañaría incluso el plato

    Abrazos y buen año!!!

    ResponderEliminar
  10. Feliz 2020 querida MI,!esta costillitas a baja temperatura son estupendas para empezar el año!

    ResponderEliminar
  11. Qué ricas, me viene la “acquolina in bocca”... yo esto me lo compro para cuando sé que mi santo no va a comer en casa. Te puedes creer que no le gustan... increíble.
    Te han quedado de miedo. Las adoro así hechas. Tiernas, sabrosas, apetecibles y económicas. Lo tienen todo, las tres bes, bueno, bonito y barato.
    Besos grandes amiga

    ResponderEliminar
  12. Para chuparse hasta el codo!! me encantan estas costillas!! Buenísimas!!

    ResponderEliminar
  13. En casa les encantan y no se cansan de ellas . La semana pasada las preparé y ayer ya me estaban preguntando cuando volvía a poner costillas , asi que si ven esta delicia que has preparado, seguro que se les van los ojos a la pantalla fijamente ja ja.
    Te han quedado de lujo !
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Están diciendo, cómeme, cómeme, que ricas te han quedado ,besos

    ResponderEliminar
  15. Hola Mª José. Quiero que mis primeras palabras en este comienzo de año sean para desearte que hayas pasado unas fabulosas fiestas y que los Reyes Magos te hayan dejado muchos regalos.
    Vaya receta rica nos propones. No me cabe duda de que estas costillas tienen que estar de vicio. Aunque se requiera algo de tiempo creo que merece el esfuerzo de pasar ese tiempo en la cocina porque tanto las costillas como la salsa y unidas ambas conforman un plato que es una exquisitez. Aunque no soy muy de comer este tipo de carne viendo el aspecto que presentan estas costillas puedes estar segura de que les haría los honores y en gran medida 🤣🤣.
    Que tengas un muy feliz 2020.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Me encanta recibir tu comentario. Gracias . Saludos.

Entradas populares