PASTELITOS DE NATA CON YEMA QUEMADA Y PIÑONES.


Estos pastelillos están hechos con bizcocho de soletilla y rellenos con nata montada. Los he cubierto con yema quemada y piñones tostados.








INGREDIENTES.

Para el bizcocho

·        4 huevos medianos
·        100 gramos de azúcar.
·        100 gramos de harina de repostería
·        ½ sobre de levadura Royal



·        Para la nata montada

·        200 mililitros de nata especial para montar
·        50 gramos de azúcar glas
·        Una cucharada sopera de licor tipo coñac (opcional)
·        Una cucharada sopera de vainilla líquida (opcional)



Para la Yema

·        4 yemas
·        50 gramos de agua
·        100 gramos de azúcar
·        20 gramos de Maizena



Decoración

·        100 gramos de piñones
·        Azúcar para quemar

Utensilios

·        Varillas eléctricas
·        Quemador para la yema
·        Termómetro de cocina


MODO DE ELABORACIÓN

DEL BIZCOCHO

Este bizcocho fué uno de los primeros que aprendí a hacer. La receta es la de Eva Arguiñano, está extraída de su libro "Los postres de Eva Arguiñano". Es un bizcocho básico y sin grasas añadidas, por ello son aptos para ser rellenados o cubiertos con natas, cremas , ganaches y chocolate.

Primero. Empezaremos separando las claras de las yemas. Batiremos las claras a punto de nieve con las varillas eléctricas. Reservaremos. (Estarán a punto de nieve cuando des la vuelta al bol y no se caigan).





Nota: Fijate en las imágenes, mira la evolución de las claras al ser montadas.

 Segundo. En otro, mezclaremos las yemas y el azúcar  con las varillas eléctricas hasta que blanqueen y aumenten de volumen.




Nota: Fijaros nuevamente en la evolución de las yemas, veis como aumentan de volumen y blanqueen.

Tercero. añadir la harina y la levadura. Es mejor colocar un colador grande apoyado en el bol e introducir en el mismo las cucharadas de harina , de esta forma al mismo tiempo que las incorporas las tamizas.


Tenemos que remover con movimientos suaves y envolventes  hasta que esté perfectamente mezclada.



Cuarto. El paso siguiente es añadir las claras montadas a punto de nieve. Se deben ir introduciendo poco a poco, cucharada a cucharada , removiendo con una cuchara metálica y haciendo movimientos envolventes. (Es muy importante evitar que se bajen las claras).



Quinto . La masa la colocaremos en un molde previamente engrasado y enharinado .  Esta vez he utilizado el molde de plum-cake, pero no lo he llenado hasta arriba , solo una tercera parte. Lo introduciremos en el horno a una temperatura de 180 grados centígrados y horneamos de 20 a 25 minutos. 



Mejor colocar el molde en la bandeja hacia la mitad del horno. ( ni muy arriba, ni muy abajo). Si quieres saber si el bizcocho ya está hecho pínchalo con un palillo o brocheta, si sale limpio es que ya está. No se te ocurra abrir el horno antes de los 20 minutos para ver si está hecho, con la apertura del horno provocarás que se baje la masa.

Sexto. Para desmoldarlo pasa un cuchillo fino por el borde del molde ,le daremos la vuelta y con un fuerte golpe se despegará. Es mejor hacerlo cuando el bizcocho está frío.



Nata Montada.

En un bol bien frío ponemos la nata especial para montar, es decir, la que tiene un porcentaje de materia grasa de al menos 35%. Ha de estar bien fría también. Por ello te aconsejo que tanto el bol como la nata estén recién salidos de la nevera.

La montamos con unas varillas eléctricas o robot de cocina. (A mano te sería muy difícil pero no imposible, pero debes tener fuerza y aguante)

Durante el primer minuto monta a velocidad baja. Es el momento de añadir la vainilla y un poco de licor si queremos. Luego ves batiendo, aumentando paulatinamente la velocidad y ves incorporando, poco a poco, la mitad del azúcar glas. Cuando quede bien montada resérvala en la nevera. Es decir, cuando le des la vuelta al bol y veas que la nata no cae.








De la yema

Primero. En un bol con unas varillas manuales batiremos las yemas con la Maizena hasta que estén bien integradas. Reservamos.




Segundo. Colocaremos en un cazo el agua y el azúcar, lo pondremos en el fuego, dejaremos hervir hasta que se alcance la temperatura de 114 ºC. Una vez lograda retiraremos del fuego.



Tercero. Iremos añadiendo, poco a poco, el almíbar a las yemas, mientras iremos removiendo o batiendo, ayudándonos de unas varillas manuales.



Cuarto. Pondremos en el fuego el preparado y seguiremos removiendo a fuego bajo durante unos 7 u 8 minutos. Cuando veamos que la crema está ligada la retiramos y reservamos.

Quinto. Pondremos la yema en una bandeja o plato plano, estiraremos bien con una espátula y dejaremos enfriar. En la nevera. Taparemos bien con papel film y reservaremos para su utilización.



Montaje del pastelillo.

Deberás cortar el bizcocho en varias partes para formar los pastelillos. Cada bizcocho lo partimos por la mitad. Pon la nata en una manga pastelera y esparce por el bizcocho inferior. Pon encima la otra capa de bizcocho. Reservamos para colocar la yema.





De la colocación y quemado de la yema.

Primero.  Extenderemos la yema por la superficie del bizcocho. Con una espátula la iremos colocando bien.


Segundo. Esparciremos azúcar por encima de la yema y con un quemador eléctrico doramos la yema.  También lo puedes hacer con un soplete o un quemador de hierro (los de toda la vida para hacer la crema catalana). Como podéis ver en la imagen, ni con uno ni con otros, lo hice con un cuchillo. No tenía carga para el soplete y deje el quemador eléctrico a una amiga . Así que tuve que improvisar.
Iremos aplicando con suavidad el quemador sobre el azúcar que hemos esparcido. Poco a poco se irá quemando. Os aconsejo hacerlo debajo del extractor de humos.



Decoración.
Deberás tostar los piñones en una sartén. Luego los colocarás encima de la yema de forma aleatoria.




!!!Buen provecho¡¡¡






Comentarios

  1. Casi más que los pastelitos me gusta la forma tan detallada en la que describes su elaboración, el que no los hace es porque no quiere vaya, que es lo que me ocurre a mi, porque si los preparara me los comería todos sin esperar a nadie. Tanto el bizcocho como los rellenos son divinos y seguro que con el dulzor justo para no resultar empalagosos. Ummm!! Lo dicho, yo ni olerlos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Ay Dios mío, que salgo de tu cocina babeando, es que estos pastelitos me chiflan, y así caseros, con este aspecto inmejorable que tienen, me parecen de película!!

    Abrazos y buena semana!!!

    ResponderEliminar
  3. Ohhh me tengo q animar a hacerlos 💕💕

    ResponderEliminar
  4. Pero bueno Mj, me dejas con la boca echa un mar¡¡¡¡¡, que delicia¡¡¡, besos

    ResponderEliminar
  5. Por favor que bueno me ha entrado unas ganas de pillar uno con una rica taza de cafe uhhhh besitos guapa

    ResponderEliminar
  6. Hola, me parece que antes he perdido el comentario, porque no me logaba en bloguer, bueno me quedo a merendar estps pastelitos, me encanta el toque de piñones.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Que ricos, y como me comía uno con el café que me estoy tomando, besos

    ResponderEliminar
  8. que ricos .....por Dios.......quien pudiera coger uno¡¡¡
    Besitos¡¡¡

    ResponderEliminar
  9. Ohhh dios!! Estos pastelitos con esa crema y esos piñones están tremendo MJ
    Qué lástima no poder atravesar la pantalla!! Me los llevaría todos jeje

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Mj, tienes un arte en las manos ¡que no se puede aguantar! ¡Madre mía!, esto es tentación en estado puro, pecado capital, yo me volvería loca con ellos a la hora del café, ¿porqué no me has guardado uno? Seguro os lo habéis comido, todos, toditos, todos, sin esperar pie, Jajajaja..., bueno para la próxima prometo se4 la primera.
    Besitos y achuchones ( y esto no es hacerte la pelota para que me guardes uno, jejejeje...)

    ResponderEliminar
  11. Mj, vaya pastel delicioso, yo sé de uno que no se movería de la cocina hasta zamparse un par de ellos. Una preciosidad y el bizcocho no puede tener mejor pinta. Una receta elaborada con amor, se ve.
    Feliz día, amiga
    Besos y me la guardo. (Que se me olvidaba decirte)

    ResponderEliminar
  12. Madre mía, tu lo ves normal? Que yo este aquí babeando ese paso a paso y no pueda catar nada, vaya me estás obligando a hacerlos casi ya!!
    Dios que ricos tienen que estar.
    Me encanta esta receta.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Hola, de un rico y sencillo bizcocho, nos deleitas con unos pastelitos rellenos deliciosos. Te trabajas la receta y publicas un paso a paso, completo. Gracias y besos.

    ResponderEliminar
  14. ¡¡Hola Mj!! Qué casualidad, esta misma mañana he hecho este mismo bizcocho, pero en su versión chocolateada. Y bueno te digo que es el mismo por las cantidades, y porque sé que es de Eva Arguiñano. Bueno, yo le he añadido una cucharada y media de cacao en polvo a la harina y no le he puesto levadura, porque al llevar las yemas tan blanquedadas y las claras batidas sube en el horno igualmente, pero otras veces le ha puesto, depende el día, ja, ja.
    Me ha encantado la presentación en formato individual, me atrae muchísimo y la yema tostada me encanta. ¡Qué ricos tienen que estar! Y los piñones, mira que bien, no se te han quedado negros, como les pasó a los míos, ja, ja, que parecían de chocolate y eran que directamente estaban carbonizados. Pero es que eres una estupenda cocinera y una magnífica repostera. Besitos.

    ResponderEliminar
  15. Para mí también es toda una tentación, muero rendida a los pies de un buen bizcocho como eltuyo, un beso!!

    ResponderEliminar
  16. Siempre que vengo a verte me voy con un buen sabor de boca . Qué pastelitos te has marcado , no les falta de nada , tienen sabor y una presencia excepcional.
    Quien pillara uno...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Que tenga que verlo con el hambre que tengo y no pueda catarlo no puede ser. Que rico por favor. Besitos

    ResponderEliminar
  18. Tienen que estar brutales de ricos!!se me hizo la boca agua!!besos

    ResponderEliminar
  19. Son un bocadito de lo más rico!! y quedan muy bonitos, ideales para merendar!! Bs.

    ResponderEliminar
  20. Madre mía! qué ganas me dan de probar uno, al menos. Deben estar fantásticos. Besitos guapa.

    ResponderEliminar
  21. Ya echaba de menos tu extraordinaria repostería!Te han quedado preciosos.

    ResponderEliminar
  22. Hola Mª José. Lo cierto es que da gusto leer tus entradas porque explicas a la perfección los pasos que das para cocinar lo que propones.
    Y en este caso lo has hecho de maravilla con estos pastelitos que con solo ver las imágenes uno siente la necesidad de coger uno de esos pastelitos y comenzar a saborearlos y es que tienen que estar exquisitos. Te adelanto que no me conformaría con solo probar uno jj.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Que receta tan bien explicada, es elaborada y tiene varios pasos por lo que puede darnos pereza hacerla jajaja, pero así explicada no parece para nada difícil. Desde luego el resultado bien merece la pena, te han quedado unos pastelitos la mar de ricos. Besos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Me encanta recibir tu comentario. Gracias . Saludos.

Entradas populares