PANECILLOS DE TOMATES SECOS Y ORÉGANO

Estos panecillos están rellenos de tomates secos y aromatizados con orégano. Son un acompañamiento ideal.



Por dentro.....



 



INGREDIENTES

·        500 gramos de harina de fuerza

·        12,5 gramos de levadura fresca

·        300 mililitros de agua

·        20 gramos de aceite de los tomates o de oliva

·        50 gramos de tomates secos en aceite

·        25 gramos de orégano seco

·        8 gramos de sal




MODO DE ELABORACIÓN

Primero.  Preparación. 

CORTA LOS TOMATES. Escurre los tomates secos en aceite. Reserva el aceite, no lo tires, lo necesitarás después. Corta en trozos pequeñitos los tomates, reserva. Los tomates secos los venden tal cual o en aceite de oliva. Yo los he comprado confitados en aceite, pero puedes comprarlos sin él.

DILUYE LA LEVADURA.  Del agua que has de poner reserva unos 10 o 20 mililitros. Ponlos en una taza y diluye la levadura fresca de panadería. Reserva.

Nota: La levadura es la fresca , se suele vender en la zona de refrigerados de los supermercados. Te aconsejo no tenerla demasiado tiempo en la nevera,  consúmela pronto, en caso contrario no hará mucho efecto.



Segundo. Amasado.

MEZCLA la HARINA y el ORÉGANO en un bol.  Ves incorporando poco a poco el agua con la sal. Amasa con la mano o con el robot de cocina.



INCORPORA la LEVADURA diluida en agua, sigue amasando. Si lo haces con la mano, estruja la masa, hasta que veas que se integra todo más o menos bien.



AÑADE el TOMATE y el ACEITE. Incorpora a la masa los trocitos de tomate seco, amasa; añade el aceite, ves tirándolo poco a poco, sigue amasando. Puedes hacerlo con la mano o el robot de cocina. Para ello necesitarás poner el gancho. Sigue amasando hasta que veas que todo está bien integrado.


Tercero. Reposo

FORMA una bola y deja REPOSAR la masa dentro de un bol cubierta con un paño de cocina durante una hora en un lugar cálido de la cocina (si es invierno) o en un lugar más fresco (si es verano) . Verás que la masa ha aumentado de tamaño.



Cuarto. Formación del panecillo.

DIVIDE Y DA FORMA A LOS PANECILLOS. Pasado la hora, divide la masa en 6 o 4 porciones ( según el tamaño que quieras), intenta pesarlas para que tengan el mismo tamaño. Para dar la forma al panecillo debes estirar la masa de cada una de las cuatro esquinas y meterla hacia dentro. 


Aprieta y júntalas en el centro del panecillo. Dales la vuelta y BOLEALAS , es decir, forma la bola moviendo el panecillo encima del mármol previamente enharinado.



Quinto. Fermentación

CUBRE Y DEJA QUE FERMENTEN. Pon los panecillos en una bandeja cubierta con papel de horno, colócalos de forma separada que quede espacio entre ellos, haz un corte con un cuchillo afilado encima de cada uno. Cubre con un paño de cocina y deja que fermenten una hora, deben duplicar su tamaño, aproximadamente. Al igual que antes, busca el mejor lugar de tu cocina para ello, ten en cuenta si es verano o invierno. Si hace mucho frio tardará más tiempo en fermentar, si hace calor, irá mucho más rápido.



Sexto. Horno.

HORNEA los panecillos. El horno debe estar ya a una temperatura de 190 grados centígrados. Deberás hornearlos durante unos 20 minutos, en la bandeja del medio. Contrólalos, cada horno es un mundo, y en el tuyo puede tardar más o menos. Cuando estén, apaga el horno, abre la puerta del mismo y deja que se enfríen .

¡¡¡Buen provecho!!!



Comentarios

  1. Una de mis debilidades (tengo muchas en las cosas del comer) es el pan. Cuando es casero y preparado con ingredientes adjuntos, me lo comería solo, bueno, acompañado también. Esos panecillos son una tentación, dichosos los que se los coman.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hola Maria José, ya se ve lo buenos que están, me encantan con tomates secos y el sabor y aroma de las hierbas aromáticas. Muy ricos tienen que estar :)
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Mj, no quiero ni imaginas como tienen que estar de buenos estos panecillos con un buen queso, o un jamoncito, o con aceitunas, o solos, que la pintan que tienen es de los que se dejan comer, Jajajaja…
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Que ricos estos panecillos Mj En versión sin gluten lo intentaré que tienen una pinta espectacular!! besinos wapa

    ResponderEliminar
  5. Deliciosos estos panecillos, te han quedado de 10, una maravilla, besos

    ResponderEliminar
  6. Hola Mj!! Entre que me gusta todo lo que es en formato individual u que me encanta el pan casero, ver tus panecillos son todo un espectáculo. Te han quedado unos panes muy mediterráneos, ideales para acompañar un aperitivo, ahora que apetece tanto tomar esos aperitivos veraniegos con una bebida bien fría y debajo de una buena sombra. Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Los haré en casa un día de estos, porque la combinación de tomates secos y orégano para una masa de pan me parece de lo más llamativa, es que soy muy panero, a veces como más pan que comida y estos panecillos se salen de la pantalla

    Abrazos y buen verano!

    ResponderEliminar
  8. Hola MJ!!
    Ricos seguro que estarán, pero bonitos los son porque me lo dicen las fotos.
    Qué maravilla de panecillos!! Es que se pueden comer así solos y sin nada más con esos ingredientes tan italianos que le has puesto.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Hola MJ. No hay combinación que me guste más. Te han quedado preciosos. Me llevo uno.
    Besets

    ResponderEliminar
  10. No dudo que están riquísimos estos panecitos, mmm, rellenos de tomates secos y aromatizados con orégano!!!, pero es que además te han quedado preciosos, un complemento ideal para cualquier comida. Un beso

    ResponderEliminar
  11. Fantásticos, con ese colorcito tan bueno...muchos besos, querida MJ

    ResponderEliminar
  12. Menuda pintaza, esto si que es de toma pan y moja, un beset

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Me encanta recibir tu comentario. Gracias . Saludos.

Entradas populares