PANECILLOS DE ACEITUNAS NEGRAS Y ALBAHACA

Estos panecillos elaborados con harina de trigo están rellenos de aceitunas negras y aromatizados con albahaca y aceite de oliva . Son un bocado ideal para acompañar con jamón u otro embutido.

 






INGREDIENTES

(Para unos 6 unidades de 120 gramos )

·        500 gramos de harina de fuerza

·        12,5 gramos de levadura fresca

·        250 mililitros de agua

·        10 gramos de aceite de oliva virgen

·        50 gramos de albahaca fresca

·        25 aceitunas negras, tipo las de Aragón

·        8 gramos de sal




MODO DE ELABORACIÓN

Estos panecillos los he hecho utilizando un robot de repostería. Para amasar el pan necesitarás poner el gancho. También puedes hacer el amasado a mano.

Primero. PREPARA UNA ESPECIE DE PESTO. En un vaso de túrmix pon unos 100 mililitros del agua que te pide la receta, reserva el resto. Incorpora la albahaca fresca y tritura. Una vez triturada añádele la sal. Reserva.



Segundo. HAZ LA MASA. En el bol del robot de repostería pon la harina.  Diluye la levadura fresca en el resto del agua (150 mililitros).  Incorpora la levadura diluida en agua a la harina, luego pon la especie de pesto y amasa con el robot un minuto.

 


Añade el aceite de oliva. Mezcla y amasa hasta que veas que se ha integrado todo bien y ya no se adhiere nada en las paredes del robot. Si lo haces a mano, estruja la masa, hasta que veas que se integra todo más o menos bien.



Tercero.  RELLENA LA MASA. Quita el hueso de las aceitunas, pícalas o trocea groseramente con un cuchillo. Reserva.  Forma una bola y luego estírala con las manos o un rodillo. En el centro  y a lo largo de la masa ves colocando las aceitunas picadas. Cierra la masa para que las aceitunas se queden dentro. Tal como ves en la imagen. 



Cuarto. FORMA una bola y deja REPOSAR la masa dentro de un bol cubierta con un paño de cocina durante 30 minutos en un lugar cálido de la cocina (si es invierno) y en un lugar más fresco (si es verano y hace mucho calor ) . Verás que la masa ha aumentado de tamaño.



Quinto. DIVIDE Y DA FORMA A LOS PANECILLOS. Pasada la hora, divide la masa en 4,5 o 6 porciones (según el tamaño que quieras), intenta pesarlas para que tengan el mismo tamaño. Para dar la forma al panecillo, debes estirar la masa de cada una de las cuatro esquinas y meterla hacia dentro. Aprieta y júntalas en el centro del panecillo. 

Dales la vuelta y boléalas, así te quedarán más redondos. Pon los panecillos en una bandeja cubierta con papel de horno, colócalos de forma separada que quede espacio entre ellos, haz un corte con un cuchillo afilado encima de cada uno. Pincela cada uno con huevo batido o agua.



Sexto. CUBRE Y DEJA QUE FERMENTEN. Cubre con un paño de cocina y deja que fermenten 45 minutos, deben duplicar su tamaño, aproximadamente. Al igual que antes, busca el mejor lugar de tu cocina para ello, ten en cuenta si es verano o invierno. Si hace mucho frio tardará más tiempo en fermentar, si hace calor, irá mucho más rápido.

Séptimo. HORNEA los panecillos. El horno debe estar ya a una temperatura de 185 grados centígrados. Deberás hornearlos durante unos 15 minutos, en la bandeja del medio. Contrólalos, cada horno es un mundo, y en el tuyo puede tardar más o menos. Cuando estén, apaga el horno, abre la puerta del mismo y deja que se enfríen.


La inspiración de estos panecillos la he sacado del Libro "Escuela de Panes y Pizzas" de la editorial Larousse, aunque lo he modificado un poco, la receta original no llevaba aceitunas negras y yo las he incorporado a la misma.

¡¡¡Buen provecho!!!




Comentarios

  1. Unos panecillos bien bonitos que te han salido y estoy segura que aún sabrán mejor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Ohhh receta anotada

    Bss
    Www.masqueropa.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Tienen que saberr a gloria¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ que ricos, besos

    ResponderEliminar
  4. Me encanta la idea que nos das de triturar la albahaca en el agua. Tengo mi planta muriéndose, hace años que no consigo que me dure y se ponen las hojas feas. Igual antes de que se seque, te cojo la idea. El problema es que hice pan ayer y tengo el congelador lleno.
    Bonitos y bien ricos tus panes.
    Besets.

    ResponderEliminar
  5. Hola MJ! Qué ricos tus pancitos, me gusta la idea de la albahaca en el agua del amasado, te robo esa idea, jeje! Tengo en el blog un pan con aceitunas negras pero va todo mezclado en la masa, tu forma me parece linda porque se dejan ver las aceitunas en el greñado, imagino que tu pan desaparece en un dos por tres al salir del horno porque está buenísimo. Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Uff qué ricos María José!!
    Yo creo que estos panecillos son para comerlos tal cual, sin necesidad de nada más.
    Son perfectos.

    Un beso fuerte y caluroso!!

    ResponderEliminar
  7. Que cosa tan rica de panecillos... hasta aquí llega el rico olor! Besos guapa.

    ResponderEliminar
  8. Hola Mª José, no me pueden gustar más, con este toque de albahaca, que tiene que dar un aroma y un sabor muy especial.

    Que panecillos más ricos te han quedado.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Ando adelantando cuaderno como si de una serie se tratara veo tus panecillos y me han hecho ojitos, siempre que veo panes diferentes me ponen a latir el corazón y veo todo tu proceso y me parecen sencillamente deliciosos, deben tener un aroma especial con la albahaca puesta de esa manera convertida en una salsa, y además el aporte de aceitunas me parece genial, besitos y los guardo, ;)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Me encanta recibir tu comentario. Gracias . Saludos.

Entradas populares