ALITAS DE POLLO AL HORNO AL ESTILO ORIENTAL

Estas alitas de pollo están horneadas y maceradas con ajo y jengibre picado, salsa teriyaki y miel. Su color brillante y lacado las hacen irresistibles.




Las serví junto con otros platos en una comida oriental en casa. 



 

INGREDIENTES

(para 4 personas)

·        16 alitas enteras

·        una nuez de jengibre fresco

·        2 ajos

·        3 cucharadas soperas de miel

·        3 cucharadas soperas de salsa teriyaki

·        Semillas de sésamo tostado para decorar (opcional)

·        Un pellizco de sal y pimienta blanca




MODO DE ELABORACIÓN

En casa nos encantan las alitas de pollo, las solemos comer de varias formas y maneras, pero estas que hoy te enseño, al estilo oriental, están de muerte. Son muy fáciles de hacer y no se necesita de ninguna habilidad culinaria. Este tipo de recetas, tan fáciles, son ideales para los cocineros noveles, ya que con poco esfuerzo pueden conseguir una receta muy resultona.

Estas, las he hecho ya tres veces, siempre han gustado .

Primero. PARTICIÓN DE LAS ALITAS.   Las alitas suelen venderlas solas en cualquier pollería o supermercado. Deberás eliminar las plumas que puedan quedar todavía adheridas. Con un cuchillo afilado separa las 3 partes que componen una alita y que son : blanqueta, alón y punta. Intenta cortar por la juntura de los huesos. Deshecha la parte final (punta) , o guárdala para hacer caldo.



Segundo. PREPARACIÓN DEL MACERADO (ajo y jengibre) . Pela los ajos y el jengibre fresco. En un recipiente apto para el horno extiende las alitas ya troceadas. Ralla el jengibre y el ajo y esparce por encima de las alitas de forma que quede bien repartido.



Tercero. PON LA SALSA TERIYAKY Y LA MIEL.  Extiende por las alitas unas 3 cucharadas de salsa teriyaki y 3 de miel. Intenta que queden todas las alitas cubiertas. Cubre con un paño de cocina y deja que maceren en la nevera unas 3 horas , aproximadamente.

Nota: la salsa teriyaki de sabor dulzón es muy utilizada en la cocina oriental (japonesa ), está formada por salsa de soja, mirin, sake y azúcar. Se utiliza para conseguir el efecto lacado, obteniéndose un color brillante. Hoy en día la puedes encontrar en cualquier supermercado o en tiendas orientales .



Cuarto. HORNEADO. Pasadas estas 3 horas, saca de la nevera, salpimienta y pon en el horno a 200 grados durante una hora, aproximadamente.  Pasada media hora, deberás darles la vuelta y vuelve a untarlas con un poco de miel y salsa teriyaki.  Vigílalas, si ves que ya están en su punto, sácalas. Si ves que todavía le falta un poco, sube el horno un poco más y deja que se doren.  Como más lacadas y doradas más buenas quedan. 

Te aconsejo que en los últimos 15 minutos de horno vayas bañando con la salsa que hay en la bandeja las alitas, así conseguirás un efecto lacado. En los últimos 3 minutos sube la potencia a 230 para que se doren un poco más. 



Nota: cada horno es un mundo, y no todos tienen la misma potencia, si ves que 200 grados es poco y no consigues dorarlas, sube un poco la temperatura.


La vajilla es made in Japón y la compré en una tienda especializada en vajilla y productos alimentarios orientales.  Las tacitas son un regalo de un amigo japonés.



Si te interesa te dejo el enlace de los otros platos que saboreamos junto con las alitas de pollo.

Primero. FIDEOS DE ARROZ



Segundo. EMPANADILLAS ORIENTALES


Tercero. SOLOMILLO DE TERNERA CON SETAS



¡¡¡Buen provecho!!!



 

 

Comentarios

  1. Hola Mª José, qué bueno el menú oriental, a mi me encantan estos sabores y estos contrastes. Te han quedado estupendas las alitas de pollo. De lo más apetecible, se ven riquísimas. Espero que pases unos buenos días de descanso, yo seguiré publicando pero distanciado, este año pocas vacaciones. Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Hola MJ, una comida de lujo, y la vajilla preciosa acorde a la ocasión, las alitas se ven divinas, lo que me gusta la comida oriental aunque no la hago mucho en casa porque es de las cosas que me gusta disfrutar fuera, pero tu receta me la guardo porque estas alitas caen pronto por mi cocina. Besos!!

    ResponderEliminar
  3. Hola MJ! Vaya comida oriental que te has marcado! Creo que ya te he comentado alguna vez que precisamente las alitas no son muy fuerte, eso que no quita que vea lo bien que están cocinadas y el aspecto tan bueno que tienen. Además, de todo lo demás daría buena cuenta, seguro que me encantaría

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  4. Que menú más rico, habrá que probarlo, un beset

    ResponderEliminar
  5. Que aspecto tan rico, guapa!Me encantan las alitas!besos

    ResponderEliminar
  6. Hola MJ!!
    Ya estoy de vuelta sana y con energía.
    Me encanta las alitas de pollo y hechas así con esos ingredientes aún más.
    Me encanta como decoras siempre la mesa. Así da gusto sentarse en la mesa.

    Besos y espero que te encuentres bien ♥

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Me encanta recibir tu comentario. Gracias . Saludos.

Entradas populares