CONEJO AL KIRSCH CON CEREZAS CARAMELIZADAS.


Esta carne de conejo está cocinada con cerezas caramelizadas y aromatizada con un poco de licor Kirsch . Le  hemos hecho doble cocción: al fuego y al horno.






INGREDIENTES

(Para 4 personas)

·        Un conejo de un kilo, aproximadamente
·        100 gramos de panceta ibérica
·        350 gramos de cerezas
·        150 mililitros de kirsch
·        600 mililitros de agua mineral
·        50 mililitros de vinagre de modena
·        50 gramos de azúcar moreno
·        100 mililitros de agua mineral
·        Una ramita de tomillo o en polvo
·        Aceite de oliva virgen
·        Sal y pimienta blanca recién molida




MODO DE ELABORACIÓN

En la cocción de las carnes podemos utilizar  los productos que tenemos de temporada. He pensado en las cerezas y , precisamente,  he encontrado esta estupenda receta de la Carme Ruscalleda, de su Libro “100 plaers per compartir” (cien placeres para compartir) . Os la recomiendo.

Primero. Del conejo. En cuanto al conejo debemos solicitar en la carnicería que nos lo preparen troceado. La receta decía en trozos pequeños, pero he preferido hacerlo en trozos medianos. 

En una cazuela de fondo ancho ponemos una cucharada de aceite de oliva y los trozos de conejo, la panceta ibérica a dados y espolvoreamos con tomillo en polvo. También podemos poner en su lugar una ramita de tomillo fresco. Salpimentamos y lo ponemos a fuego medio durante unos 5 minutos, más o menos. De vez en cuando lo vamos removiendo. No nos debe quedar muy rustido, solo debe perder el color rosado. 









A continuación, añadimos el licor Kirsch y el agua mineral. Removemos bien y dejamos que se haga unos 40 minutos, aproximadamente. A fuego medio. Removemos de vez en cuando.

Nota: El licor Kirsch es como un aguardiente pero elaborado con el jugo de cerezas  alemanas. 







Segundo. Caramelización de las cerezas. Lavamos y eliminamos el rabito de las cerezas. En un cazo ponemos el vinagre y el azúcar moreno, removemos y dejamos que se haga a fuego muy bajo hasta conseguir casi un caramelo, más o menos tardaremos unos 8 minutos. Luego añadiremos 100 mililitros de agua mineral, removeremos y pondremos las cerezas. Dejaremos en el fuego y cuando se produzca el primer hervor las sacamos y reservamos.







Tercero. El horno. Encenderemos el horno a 170 grados centígrados. Mezclaremos las cerezas y el líquido caramelizado junto con el conejo en la misma cazuela que los hemos cocinado  y removeremos bien. La Introduciremos en el horno unos 10 minutos, aproximadamente. Es importante utilizar una cazuela que se pueda poner luego en el horno, que no tenga abrazaderas de plástico u otro material que en el horno se pueda estropear.

El conejo queda riquísimo con el toque que le proporciona la cereza y el licor.





Buen provecho!!!



Comentarios

  1. Con conejo me ha gustado mucho la receta pero con pollo me imagino que estará igual de bueno. Una receta realmente exquisita y sin ingredientes complicados ni raros. Felicidades por esta delicia. Bss

    ResponderEliminar
  2. Madre mia que manera más rica y original de hacer una carne de conejo.......me ha encantado
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar
  3. No he utilizado este licor para cocinar y al ver como has preparado ese conejo, estoy segura que le da un sabor increible. Las cerezas ahora están en su punto y caramelizadas son para comérselas solas, aunque dentro del guiso acompañan de maravilla. El toque final de horno lo veo muy acertado. Que buen plato nos traes para comer!!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. No he utilizado nunca ese licor pero viendo el resultado estoy segura de que estaba riquisimo ese conejo.
    Un besito

    ResponderEliminar
  5. Una receta muy rica y original conlas cerezas , besitos

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Hola Mj!! La verdad es que vaya lujazo de plato, esas cerezas caramelizadas, le dan un punto increíble a este plato. Y el kirsch le tiene que dar un sabor buenísimo al conejo. No soy mucho de esta carne, y mira que tiene poca grasa y no es muy calórica, pero vamos, yo adapto tu receta al pollo y me quedo tan ancha, ja, ja. Es que conforme la has cocinado, creo que va bien con otras carnes, sobre todo blancas.
    Por cierto, el kirsch, aparecía siempre en todos los libros de cocina que tenía mi madre y siempre me llamaba mucho la atención. Casi todos los postres lo llevaban (que es lo que siempre me he fijado yo en libros y revistas, los postres, je, je), y me costó saber qué tipo de licor era. Y mira, aún hoy, nunca lo he utilizado, por aquí no lo venden, y una vez que lo vi en una superficie muy grande hace años, no me llegaba para comprar todo lo que necesitaba, y le dije al kirsch, que otra vez sería. Pero vamos, visto lo visto, es un clásico, creo que no debería faltar en nuestra cocina, a la mía, espero que pronto llegue. Besitos.

    ResponderEliminar
  7. ¡Vaya platazo de conejo que has preparado!
    Admiro la presentación y ya me imagino lo que diría mi paladar.
    Ideal para cualquier celebración.
    Felicitaciones.
    Cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  8. MJ, un platazo rico, rico. No es fácil encontrar en todos los sitios conejo, ahora estoy viendo muchas recetas coincidiendo con la promoción que están haciendo de esta carne tan sana. En Madrid suele ser muy normal cocinar conejo con arroz o al chilindrón que me encanta, esta receta te ha quedado con un color que imagino será una maravilla también de sabor con ese toque alcohol tan aromático. Una delicia seguro, seguro.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  9. Mj aunque me gusta la carne de conejo, la suelo cocinar poco, en casa nadie lo quiere, así que para mí sola, como que no me motiva hacerlo.
    Me ha gustado el aporte de las cerezas, no solo le dan una nota de color y seguro que in sabor exquisito, sino que engrandece el plato. Me llevo la idea, porque quizá con pollo también quedaría delicioso.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Meyveli ilk defa gördüm.
    Deneyeceğim.
    Harika görünüyor.
    Eline sağlık.
    Büyük şef

    ResponderEliminar
  11. Umm que combinacion mas rica de sabores!!besos

    ResponderEliminar
  12. ¡Que rico! Un buen plato siempre apetece. Gracias por la receta.
    Besitos y buen fin de semana
    https://www.tuestilo.eu/blog.html
    twitter @tuestilo_moda

    ResponderEliminar
  13. Hola! me encantan la cereza en las recetas saladas y de carnes. Y el conejo me lo adjudico, pues me estoy imaginando lo buenísimo que está. Con pollo si lo he probado pero de otra forma. Me llevo tu receta, un beso :)

    ResponderEliminar
  14. Hola MJ. Pocas veces he cocinado carne de conejo ya que no es de las que más nos gusten. pero si te diré que cuando la he comido me ha gustado aunque la encuentro un poco seca, me gusta mas la carne de pollo.
    Pero ello no es óbice para decirte que tal como lo has preparado acompañado de cerezas y con el toque de ese licor no me cabe la menor duda de que tiene que estar como para chuparse los dedos. Delicioso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. No me importaría probar esta receta, sin saltarme una coma. Viniendo de tal señora, será una maravilla. Aún no he usado el Kirsch en cocina salada, sí en repostería. Mis primeros postres con este aguardiente fueron macedonias de frutas, un toque nada más les daba armonía. Besitos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por participar

Entradas populares